Ural Mountains Bocados (band)camperos (26)

2/12/16


Ural Mountains son una banda franco-argentina formada en Buenos Aires por Cyril y Uriel. Su último single se llama "Symptomatic symphony", canción que junto a sus predecesoras "Sunday holiday" y "Dusted part I", forman un triplete que eleva el nivel de sus composiciones indie dreampop post punk -muy al estilo de los primeros Motorama- hasta dejarlo manifiestamente colocado para dar el salto a un disco largo que consagre al dúo.

Los 'Cómo se hicieron' "Fitzcarraldo" y "Blade Runner" Tocinillo de cine (40)

29/11/16

Algunas grandes películas tienen un documental de 'cómo se hizo' o 'making of' aburrido y predecible, y otras películas sin excesivo interés lo han tenido apasionante. Si se llega a rodar algo así, es porque se presupone un interés cinematográfico o, en su defecto o añadido, de índole, digamos, extraordinaria. Desastres económicos, relaciones tensas, catástrofes naturales...

Los making of de "Fitzcarraldo" y "Blade Runner", las dos películas de 1982, lo reúnen todo. Pero principalmente dejan con nitidez aplastante una sensación de mastodóntica dificultad para levantar -y terminar- una película.

"Fitzcarraldo" fue una locura llevada a cabo por Werner Herzog en el alto Amazonas. Narra la historia de un hombre excéntrico (interpretado por Klaus Kinski), obsesionado con la ópera, que quiere construir un teatro en un poblado peruano a orillas del Amazonas, plan que exige entre otras cosas sacar del río un gran barco fluvial y transportarlo hasta la cima de un monte. El documental "Burden of dreams", de Les Blank, nos narra in situ muchas cosas de los cuatro años de mil y una vicisitudes en la selva, arriesgando la vida de nativos y propios técnicos, que recuerda a ese otro rodaje infernal que fue "Apocalypse Now". ¿El resultado mereció la pena? No lo sé, pero que la película resultante y la aventura de su proceso de rodaje son fascinantes, es indudable.

Todo el mundo subyugado por el universo fílmico de "Blade Runner" sabe que la película en su día no tuvo excesiva repercusión ni éxito. Ha sido el paso del tiempo el que la ha ido poniendo en los altares de la cinematografía de nuestro tiempo, influyendo a multitud de directores y marcando muchas pautas en la ciencia ficción cinematográfica. "Días peligrosos: creando Blade Runner" (Charles de Lauzirika, 2007) son nada más y nada menos que tres horas y media de análisis concienzudo del proceso de construcción de la película de Ridley Scott. En semejante metraje, no falta de nada: comentarios de actores, de guionistas, análisis técnico de las escenas, la visión del director, todo y algo más que cualquier fan del universo "Blade Runner" no puede dejar de ver. x Crackity Jones

Velocímetro Subrayadas (69)

27/11/16

“De modo que ser adulto era esto: tener un velocímetro que marca 210 pero no ir nunca a más de 60”.

En "Jeux d'enfants" ("Quiéreme si te atreves"), película de Yann Samuell de 2003.

A Band Of Bitches Nunca y siempre. El sentido de la posibilidad (26)

24/11/16

Una vez acabada de redactar la entrevista vía email con Ushka, vocalista de la banda mexicana, repasamos respuestas y atamos cabos. “Chingadazos Musicales Vol.2”, el segundo de tres epés que el sexteto planea editar, está inevitablemente emparentado con dos nombres propios que aparecen en el cuerpo del texto. Nosotros lo tenemos muy claro, así que el acertijo se lo dejamos a ustedes. x Simón Zico



1) Un disco que nunca dejarás de escuchar y un grupo o artista al que nunca escucharías. 
Tengo muchos artistas que me han cautivado en toda mi vida, como Soda Stereo, The Police o Ministry. Pero definitivamente el disco que marcó mi vida y que lo considero como un parteaguas es "Casa Babylon" de Mano Negra, ya que ese disco me enseñó que no todas las canciones de una misma banda tienen que ser del mismo estilo o en el mismo idioma.
Lo que nunca escucharía sería Wisin y Yandel, ya que en alguna ocasión que los vi en fotografía, me di cuenta de que ellos no podían tener algo que me pudiera interesar.

2) El plato estrella del cocinero que siempre has evitado ser (o que siempre has sido). 
Me encantaría ser ese espagueti con queso de cabra y tomates secos. En pocas palabras, el balance perfecto entre el arte y la glotonería o el entretenimiento.

3)Una película muy famosa que siempre te has negado a ver. 
“El señor de los anillos” y todas las películas de González Iñárritu.

4) Dos conciertos cuyo impacto nunca se te ha borrado del recuerdo, uno por bueno y otro por malo. 
Por bueno: Nine Inch Nails. Quien haya visto el tour de “Lights in the sky”, sabe a lo que me refiero.
Por malo: Placebo. Se tornó tan monótono que me salí del concierto en la cuarta canción.

5) Cuéntanos una gamberrada infantil cuyas consecuencias han hecho que nunca la hayas podido olvidar. 
He hecho tantas estupideces en mi vida, que ya me he obligado a olvidarlas, jajaja!!

6) El libro que siempre has pensado que te identifica completamente. 
"Dios contra los dioses" de Jonathan Kirsch. Creo que más que un libro de historia religiosa, también podría ser un libro de historia política.

7) Un lugar del planeta que nunca pisarías. 
Espero nunca pisar Guantánamo o alguna cárcel siberiana jaja.

8) Una canción que siempre has soñado componer. 
El himno de fútbol del equipo de los tigres de la UANL, porque el himno original es horrible.

9) Un político al que nunca seguirías al fin del mundo. 
¿¿??

10) El garito, pub, discoteca o sala que siempre has pensado que no te hubiera importado que fuera tuyo. 
El Kokoloko, el bar más divertido que existió en Monterrey, México. Tampoco me molestaría ser el dueño de algún bar en Manhattan o Londres, jaja!!

11) La etiqueta o comparación artística con tu música que nunca te ha gustado y siempre está presente. 
Plastilina Mosh, jaja!!, no sé por qué chingados me comparan con eso.

12) La enfermedad que más te horroriza y nunca querrías contraer. 
El desinterés y el conformismo.

Aquellos cines de Zaragoza Listas inservibles (83)

21/11/16

A pesar de todo, menos mal, seguimos yendo al cine. Dicen que es por la pantalla grande, por el sonido envolvente, por las palomitas (este no es mi caso), no lo sé. Sea como fuere, la liturgia de "ir al cine" sigue viva, aunque para los cinéfilos impenitentes ya no haya una sala especial de esas que se convertían en refugio para ver las películas que estaban al margen de los circuitos comerciales y los gélidos (sentimentalmente hablando) centros comerciales. A fecha de hoy, en Zaragoza, si se quiere ver por ejemplo "La reconquista" de Jonás Trueba o alguna película subtitulada hay que acudir al centro comercial Aragonia a las once de la noche. Lejísimos quedan los tiempos en donde en cualquier calle o avenida había una sala de cine, o cuando al mirar la cartelera podías elegir ver la misma película entre dos cines del centro de la ciudad, sin tener que coger el coche y aparcarlo cómodamente, eso sí, en el parking subterráneo...
Haciendo un esfuerzo de memoria, en mi cabeza estos son -y supongo, serán para siempre- mis cines favoritos:

- Mola. Mi recuerdo más nítido de este cine es viendo una película de Tarantino, no sé si "Jackie Brown" o "Kill Bill", con la sala a tope. La curiosidad de esta sala es que era estrecha pero laaarga como un día sin pan, parecía interminable. Estaba al principio del Paseo Sagasta (antes General Mola: el cine Mola molaba pero su nombre no era por eso) y cerró en 2005.

- Renoir. Quizá el que más dolió su desaparición, por ser más reciente y por lo que representaba. Los cines Renoir eran el oasis, el refugio antes comentado, el lugar seguro -a salvo de independencedays y vampiros imberbes- donde sabías que las películas más especiales y las consideradas como cine de autor, tenían su espacio y su tiempo. Allí, tanto las personas que trabajaban en el cine como los asistentes, amaban el cine como algo más allá del puro entretenimiento. Pero la realidad es que esto no fue suficiente, y los Renoir cerraron en 2012.

- Eliseos. Es el último que ha resistido, hasta hace muy poco. Recuerdo haber visto allí unas cuantas películas de Woody Allen. En 2014 se anunció su "cierre temporal" para su "digitalización", pero se intuye que este superviviente cierra un ciclo definitivamente. Su última película proyectada fue "Marsella" de Belén Macías.

- Palacio. Hace muchísimo tiempo que este cine desapareció, pero será imposible, salvo alzhéimer, que olvide el ciclo de terror al que asistí con un amigo en los años ochenta, y en especial dentro de ese ciclo la película "Caníbal feroz", una salvajada perpetrada por el director Umberto Lenzi en donde solo faltó por despellejar a San Vicente Mártir, que era el santo que daba nombre a la calle donde se ubicaba esta sala de cine.

- Buñuel. Eran unos multicines  de 4 salas, situados en la calle Francisco de Vitoria, en donde, cuando ya habían desaparecido unas cuantas salas de las de toda la vida, se proyectaban películas bastante dignas que no se podían ver en ningún otro cine de la ciudad. Cerró en 2007.

- Don Quijote. Recuerdo al cine Don Quijote como el cine "de las butacas cómodas". Cuando en la mayor parte de los cines tenías que ir moviendo el culo y la espalda para no quedarte clavado en la butaca, la sensación al sentarte en una del cine Don Quijote era como la de aposentarte en uno de esos sillones mullidos caseros en los que te reclinas para atrás. Quizá fuera algo peligroso si la película era aburrida. Ahora es un casino pero, tan solo a unos metros de él, y como no podía ser de otra manera, estaba -y milagrosamente todavía está- el cine Cervantes, el que a fecha de hoy es el último representante -junto con el remozado, y reconvertido en multicine, Palafox- de la época de esplendor de los cines de Zaragoza.

- Coliseo Equitativa. El Coliseo cerró en 1999. Estaba en el Paseo de la Independencia, y ahora su lugar lo ocupa una tienda de ropa, que al menos ha mantenido intacta (o al menos la última vez que estuve, lo estaba- la especie de curiosa cúpula de imitación de madera que forraba el techo y las paredes.

- Fleta. Este cine era de los más grandes que recuerdo, si no el que más. Tenía dos plantas, a modo de teatro, porque de hecho su nombre oficial era Gran Teatro Fleta. Cerró en el año 2000, fecha en la que comenzaron unas obras interminables que ya no sé ni para qué eran, ni si están paradas, ni nada. Me imagino que será otro fiasco institucional.

- Pax y Rex. No recuerdo gran cosa, más allá de que eran salas que existían cuando yo era niño, y cuyos nombres sencillos y sonoros me parecían perfectos para nombrar una sala de cine. No había confusión posible si quedabas en el Pax o en el Rex. El cine Pax estaba en la plaza de La Seo, un sitio hoy impensable para ubicar una sala de cine.

- Mención especial: la Filmoteca de Zaragoza y el Pedro Cerbuna. Como alternativa a las salas de cine siempre han existido, por supuesto, lugares alternativos para ver buen cine. A la Filmoteca, y su pequeño saloncito de butacas, le tengo mucho cariño, especialmente por las primeras veces que asistí, que fue para ver un magnífico ciclo del no menos exquisito e inconfundible Eric Rohmer. Estaría bien recordar, me digo a mí mismo, que la Filmoteca todavía sigue ahí, programando cosas interesantes sin parar.
El Colegio Universitario Pedro Cerbuna siempre ha sido un interesante activo para poder ver cine. Recuerdo especialmente haber visto allí en 2001 "La pianista" de Haneke, con Sergio Algora delante de mi butaca seguramente alucinando tanto como yo con esa inquietante (por decirlo finamente) película. Todavía hoy sigue funcionando, y los sábados y domingos se siguen pudiendo ver buenas películas recientes.

Otros recuerdos más vagos que tengo van asociados a nombres de cines como el Argensola, el Dorado, los cines Aragón, los cines Goya, el Coso, el Madrid, el Venecia y el Torrero, el cine París, el cine Gran Vía... y ya estoy agotado de tanto pensar y tanta nostalgia, pero seguro que me dejo alguno. x Fernando SoYoung

"I never know where you are" (Breathless) Grábame una cinta de 60 (67)

18/11/16

Breathless suenan de forma muy reconocible a esos ochenta melancólicos y oscuros con trasfondo luminoso -o quizá sean luminosos con fondo oscuro-, con ese equilibrio balanceado entre épica y sensibilidad tan característico de la época. Los escuchas y te vienen a la cabeza por una u otra cosa nombres como Chameleons, Killing Joke, Mission, Church, Peter Murphy, 4AD, Lowlife, Kitchens of Distinction y otros grupos de entonces de flequillos y ojo pintado de negro. Breathless no tuvieron demasiado éxito pero al menos la cosa les dio para publicar un puñado de meritorios álbumes y singles. Uno de ellos es "I never know where you are", canción que abre su cuarto álbum, de 1991, titulado "Between happiness and heartache", disco que supuso un importante parón posterior de ocho años en su trayectoria. Es una canción de casi de seis minutos que condensa algunas de las mejores cosas musicales que me vienen a la cabeza de aquellos lejanos tiempos... x Fernando SoYoung

Echoes softly Algoritmo HITS (13)

15/11/16

simonzico dj
1) Nick Waterhouse: "Katchi". Este dúo con Leon Bridges seguro que aparece en la playlist de despedida de Obama. El renacimiento del soul todavía no ha encontrado su cima, sigue creciendo.
2) The Urges: "Echoes softly". Una bacanal sixtie digna de un recopilatorio "nuggets". Todos los arreglos que nos gustan en apenas tres minutos: órganos, fuzz, trompetas a lo Love y metales de soul acelerado.
3) Bonfire Nights: "Bo Diddley did me". Desde Londres rinden homenaje a uno de los padres del rock and roll tamizándolo en distorsión y sometiéndolo a una                                           noche de brujas.


dj flashboy
1) Ablebody: "Powder blue". Otro satélite de The Pains Of Being Pure At Heart, el de los hermanos Hochheim, administrando pop de ensueño sin receta.
2) Amber Arcades: "Which will". La holandesa Annelotte de Graaf, bajo el ala de su nombre artístico Amber Arcades, perpetra esta deliciosa revisión de una canción de Nick Drake del clásico "Pink moon".
3) Caveman: "Never going back". Este cavernícola -en formato quinteto- residente en Brooklyn inicia su disco "Otero war" con esta efervescente (y muy americana) pieza.


"Bartleby y compañía". Enrique Vila-Matas Subrayadas (68)

13/11/16

 "Bartleby y compañía", de Enrique Vila-Matas (Anagrama, 2000)

"Vivo a gusto mi anomalía, mi desviación, mi monstruosidad de individuo aislado. Encuentro cierto placer en ser arisco, en estafar a la vida, en jugar a adoptar posturas de radical héroe negativo de la literatura.
Me ha dado por pensar en aquello que decía Baudelaire de que el verdadero héroe es el que se divierte solo".

"A su muerte, un periódico parisino recordó muy oportunamente unas palabras de Wilde: 'Cuando no conocía la vida, escribía; ahora que conozco su significado, no tengo nada más que escribir".

"Para Platón y Aristóteles la inactividad total siempre fue la más noble forma de la energía. Para las personas de la más alta cultura, la contemplación siempre ha sido la única ocupación adecuada al hombre".

"Recuerdo muy bien que sacó de su bolsillo papel de fumar y se puso a escribir, sin pausa alguna, un poema completo -del que curiosamente solo recuerdo el primer verso, sin duda impactante: 'la estupidez no es mi fuerte'-, que poco después convirtió en un cigarrillo que tranquilamente se fumó, es decir, que se fumó su poema.
Cuando hubo terminado de fumárselo, me miró, sonrió y dijo:
-Lo importante es escribirlo.
Creí ver una elegancia sublime en aquella forma suya de fumarse lo que creaba".

"'Ayer me dieron la extremaunción y hoy escribo esto. El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan, y con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir'. Así se expresaba Cervantes el 19 de abril de 1616 en la dedicatoria del Persiles, la última página que escribió en su vida".

Más subrayadas de Vila-Matas en Soyuz:
10 frases favoritas de "París no se acaba nunca"
"Dietario voluble"
"Kassel no invita a la lógica"

Señalada Aguapistas (4)

10/11/16

Hemos pasado de la curiosidad por escuchar lo que Pedro había compuesto y materializado en un disco, “El deshielo” (Hermanos Segundos, 2016), a la sorpresa y afiliación posterior. Pedro es, primero, persona grata; después batería de Gabriel y Vencerás, y ahora Señalada. Y aunque se empeñan en dar pistas sobre sus gustos musicales, Señalada no se parece a nada. x Simón Zico



Pendulove 
Es de las que más rápido salió. Decidí abrir el disco con ella por esa extraña fijación que tengo con la Luna, con su forma de péndulo que nos hace oscilar a los demás. De momento no me ha dado por aullar, aunque cualquier día me arranco ahí por tonterías.

Las cosa simples 
La empecé llamando ‘Deshielo’, lo que ha acabado siendo el nombre del disco. Es la metáfora más moñas, cuando todo empieza a florecer. Las cosas, cuanto más simples y claras, más llegan al corazón. Ahí queda eso.

Meldaltura 
De viaje en Llessuí, en el festival Maldaltura, mi amigo Lerín y yo fuimos al bar a que nos sirviera café con miel una chica de aquel lugar idílico. Nos gustaba mucho. Al salir fui directo a bañarme al río. Siempre me han excitado los ríos en medio del bosque, el agua helada y cristalina, la luz que se cuela entre los árboles… soñé que aquella chica me invitaba a pasar la tarde allí.

Espirales 
Cuando uno se sobrepone a una mala racha y todo vuelve a estar de su lado. Como hacer yoga y caminar sobre las aguas, un milagro a base de concentración. Si además Carasueño marca los pasos con ese ritmo loco, mucho mejor. ¡Vamos!

Ron blanco 
Se ponía el sol en el malecón habanero y yo pasaba mi última noche allí. La gente cantaba, reía y bebía ron blanco en bricks (los llaman ‘tumbaos’). Yo me perdía entre las calles sin iluminar de Habana Centro y no quería que aquello acabara nunca. Se me hizo de día cuando regresé a la casa donde estaba alojado, cogí la maleta y fui directo al aeropuerto. Fue inolvidable.

Paseo 
Creo que es mi afición favorita, salir a pasear en bici y ver qué pasa. Bien puedo acabar tumbado al sol, hablando con ancianas en un banco o en casa de algún amigo de celebración. Lo más divertido de estos paseos es que siempre sé cómo empiezan pero nunca cómo acaban. Como dice una amiga: que sea lo que sea… ¡y mañana Georgie Dann!

Amigos de doctor 
A las amistades y todos los buenos ratos juntos. En todo grupo de amigos siempre hay uno al que llaman ‘chino’ por sus rasgos o ‘negro’ porque le coge más el sol. Pues bien, nosotros tenemos a “doctor”, pura magia, una leyenda para la afición.

Como los íberos 
Rafa es arqueólogo y me explicó que al contrario que los romanos, los íberos se asentaban arriba, en las montañas. Si retrocediera en el tiempo me gustaría ser uno de ellos, estar siempre arriba y contemplar todo desde allí.

Shukran 
Significa ‘gracias’ en árabe. Desde Alejandría al Raval y mucho más allá. Dicen que es de bien nacido ser agradecido, ¿no? Pues eso, ¡muchas gracias!

Hola A Todo El Mundo. Viva Suecia. León Benavente. A vuela escucha (41)

8/11/16

Hola A Todo El Mundo han pulido en "Away" aún más su sonido con una producción brillante al servicio de unas canciones de inspiración ochentera con unos teclados deliciosos y evocadores. La mitad del disco suena a hit potencial ("Bright as gold", "Future graves", "Flames", "Goodbye", "This thing again") y la otra mitad experimenta otras vertientes con gran acierto. Un buen paso adelante.

"La fuerza mayor" destila esa fuerza interior que solo pueden tener los discos de debut. "Bien por ti" y "El día después de la trampa" son excepcionales tarjetas de presentación para Viva Suecia, que en el resto del disco -con las ya conocidas previamente "Palos y piedras" y "Los años" a la cabeza- demuestran sus credenciales y sus bazas para ser un indie-VIP español. 

Tras un debut que dio el campanazo por su éxito y aceptación, en directo la elegancia de sus canciones perdió en pos de un sonido muy endurecido. "2" tiene la complicada misión de mantener la llama, y volvemos a encontrar a unos grandes León Benavente en "La ribera" y "La vida errando", y unas letras con pretensiones de eludir la indiferencia. Volverán a triunfar, en disco y en directo.