"El porvenir no llega, el pasado no importa" (Diego Vasallo) Subrayadas (142)

6/5/22

Demasiado ocio, me dicen, como si encaramarse a un nuevo día no fuese una ardua tarea.

Siempre viene bien un fracaso cercano que acompañe al nuestro.
Así alimentamos nuestra atávica miseria personal, esa bestia insaciable.

Están las aspiraciones, los sueños inalcanzables, la obra aún no realizada, y luego está la vida, con su inmensidad invasora, sus pequeñeces, sus grandezas y miserias, entorpeciéndolo todo.

El aburrimiento purifica.

En verano me baja la tensión. Como posibles causas dicen que están el calor y el alcohol. Debería probar un clima más frío.

Dejarse llevar por el momento, dicen.
Se debe ser flexible, resistente, corno el bambú.
Sí, capto la idea.
Sin embargo, mi naturaleza tiende al tamarindo:
rígido, frágil, indolente, arrugado.

Ya está, al fin sucedió: la vida cotidiana, con su inabarcable catálogo de menudencias ha ocupado todos los rincones de mi existencia.

Ser pesimista me lleva todo el día.

Decía Fernando Fernán Gómez que siempre esperaba ansioso que se suspendiera la función de teatro que tenía programada.
A mí me pasa lo mismo: media vida peleando por conseguir viajes, conciertos, exposiciones, para luego soñar con quedarme en casa.

"Ya no estoy aquí" (Helado Negro) Aerolitos (29)

3/5/22



Creo que te vi ayer
no sé

Creo que escuché tu voz
también

Ojalá
me estoy volviendo loco

Por lo menos tengo con quien
puedo hablar

Alucinaciones

Hace tres meses que no veo a nadie
Hace un año te vi bailar

Ecos en las paredes
me acompañan

Lo juro que sentí tu voz acariciar
mi piel

Alucinaciones

"My favourite wet Wednesday afternoon” (The Siddeleys) Grábame una cinta de 60 (106)

30/4/22

"What Went Wrong This Time?" fue un single de The Siddeleys publicado en julio de 1987 con la referencia número 5 de Medium Cool Records, y del que se hicieron mil copias. En el single aparecían dos canciones más, "No Names..." y "My Favourite Wet Wednesday Afternoon". The Siddeleys fueron un grupo minoritario dentro del circuito minoritario de la época, con una vida muy efímera de un par de años y tres singles, aunque en el año 2001 editaron la compilación "Slum clearance" con todo lo que habían publicado y lo que no.

John Peel era fan de The Siddeleys, especialmente de su compositora y cantante Johnny Johnson. Hicieron muy pocas canciones, pero las hicieron bien. Como esta maravillosa "My Favourite Wet Wednesday Afternoon" de guitarras limpias, melodía evocadora y voz impecable, muy en la onda del C86. Todo un pequeño y melancólico hit subterráneo para topos soñadores. x Fernando SoYoung

"Pierced arrows" (Hurray For The Riff Raff) Aerolitos (28)

27/4/22




Trying to avoid running into my ex on Broadway
No one recognizes me anymore, girl, I'm lonely
Vampires and thieves, someone will bleed
Will it be me?
Rich kids who wanted everything
Holding the bow while my ears ring
 
I keep on running for the blue
I duck my head and travel to
I keep on running for the blue
I duck my head and travel through
 
Pierced arrows from the sky
Fall through me everytime
Hey, that's no way to die
Can't hide from turpentine
Pierced arrows from the sky
Can't chase me down to size
I'm not afraid to cry
Can't hide from turpentine
 
This was the place that fell apart
You were the one to break it
I don't believe in anything
This whole fucking world is changing
 
I keep on running for the blue
I duck my head and travel through
 
Pierced arrows from the sky
Fall through me everytime
Hey, that's no way to die
Can't hide from turpentine
Pierced arrows from the sky
Can't chase me down to size
I'm not afraid to cry
Can't hide from turpentine
 

"Los enemigos" (Kiko Amat) Subrayadas (141)

25/4/22

La conclusión se antoja inevitable: algo en mí, mi cobarde ironía de tufo británico y mi descreimiento innato hacia lo "bonito"; mi petulante malicia y gratuitas invectivas; la clasificación jerárquica de afectos, gustos y personas; el modo en que valoro a la gente por su ingenio, humor y no-aburridez (en lugar de por sus obras de caridad, su ideología o porque son "majos"); mi posible egocentrismo; mi presunta vanidad; mi superficial tendencia a  no tomarme en serio nada ni a nadie (empezando por mí mismo); incluso mis orígenes chusmeros. Todo ello causará que mi interlocutor me mire con un antagonismo mayúsculo, absoluto, inexpugnable.

El amor es efímero pero el odio no. El pensador y polemista inglés William Hazlitt escribió en su imprescindible On the pleasure of hating (1826):
El amor se convierte, con un poco de indulgencia, en indiferencia o repulsión. Solo el odio es inmortal.

Edwyn Collins ha terminado pareciéndose a Teenage Fanclub, veteranos proveedores de rimas ramploncillas y melodías adhesivas para gente que no le exige muchísimo al pop, pero no fue siempre así. Hubo un tiempo en que Collins era un genio airado, un Shakespeare con flequillo. Porque estaba enemistado.

Field School Bocados (band)camperos (69)

23/4/22

Field School es el nuevo proyecto de Charles Bert, cantante y guitarra de Math and Physics Club.

"La primera canción, "Moon Jellies", tiene una guitarra increíble, como una sombra fresca que te cubre en el caluroso sol de Texas. Luego llegué a la tercera pista, "Jennifer Valentine", y me enamoré por completo; es como la primera vez que escuchaste "If You're Feeling Sinister", la sinceridad y el encanto te invaden de inmediato. Hay que escucharlo. Ahora mismo. Hazlo.". -Austin Town Hall

"...un potente conjunto de cinco canciones de indie-pop lo-fi con guitarras fuzzy/jangly, letras agridulces y melodías melancólicas". -KEXP

"As it was" (Harry Styles) Aerolitos (27)

21/4/22


Holdin' me back
Gravity's holdin' me back
I want you to hold out the palm of your hand
Why don't we leave it at that?

Nothin' to say
And everything gets in the way
Seems you cannot be replaced
And I'm the one who will stay, oh-oh-oh

In this world, it's just us
You know it's not the same as it was
In this world, it's just us
You know it's not the same as it was

As it was, as it was
You know it's not the same

Answer the phone, "Harry, you're no good alone
Why are you sitting at home on the floor?
What kinda pills are you on?"

Ringing the bell and nobody's coming to help
Your daddy lives by himself
He just wants to know that you're well, oh

In this world, it's just us
You know it's not the same as it was
In this world, it's just us
You know it's not the same as it was

As it was, as it was
You know it's not the same

Go home, get ahead, light speed internet
I don't wanna talk about the way that it was
Leave America, two kids, follower
I don't wanna talk about who's doing it first

Hey
As it was

You know it's not the same as it was
As it was, as it was

5 frases, 18 películas y 20 libros citados en "Del silencio" de Sergi Bellver Listas inservibles (100)

14/4/22

 Las 5 frases

Supongo que así funcionan, se sostienen, fracasan o se desmoronan muchas vidas, por una falsa corazonada o por un gran silencio que las empuja a seguir un camino o a abandonarlo.

A veces sólo hay que dejar que el silencio y el tiempo hagan su trabajo hasta poder hablar de lo que nos pesa. 

No todo cabe entre las cuatro esquinas de un libro o de una pantalla, y así se desvanece parte de lo que somos cuando cortamos ese cordel directo con nuestros mayores, pues si nos perdemos su versión de las cosas, ellos mueren dos veces y nosotros vivimos a medias. 

Como si nuestra identidad pudiera estar en alguna otra parte que no fuera esa copa llena de lenguaje, mirada, experiencia, memoria y silencio que compartimos entre todos, de mano en mano y de boca en boca, por encima de las malditas banderas, demasiado manchadas ya de barro, de mugre y de sangre como para hacerlas ondear más delante de nadie sin que se nos caiga la cara de vergüenza.

Nunca me ha gustado hablar. Aún prefiero el silencio, a pesar de todo, porque siempre hará falta un santuario contra el ruido de este mundo y, entre la suciedad de las medias verdades que nos callamos, todo seguirá estando un poco más limpio si nadie miente y nadie habla de más.

Las 18 películas

“Ordet”. (Carl Theodor Dreyer)
“El profesor Aníbal” (Zoltán Fábri)
“El tábano” (Aleksandr Faintsimmer)
"El séptimo sello" (Ingmar Bergman)
"Hiroshima, mon amour" (Alain Resnais)
"El tercer hombre" (Carol Reed)
"G. I. Blues" (Norman Taurog)
"À bout de souffle" (Jean-Luc Godard)
"Viridiana" (Luis Buñuel)
"Doctor Zhivago" (David Lean)
"Persona" (Ingmar Bergman)
"Marketa Lazarová" (Frantisek Vlácil)
"El año pasado en Marienbad" (Alain Resnais)
"Los cuatrocientos golpes" (François Truffaut)
"La infancia de Iván" (Andrei Tarkovski)
"La strada" (Federico Fellini)
"2001. una odisea del espacio" (Stanley Kubrick)
"Tiempos modernos" (Charles Chaplin) 

Los 20 libros

Albert Camus: “El extranjero”
Marco Aurelio: “Meditaciones”
André Gide: “Los monederos falsos”
Henry Miller: “Trópico de Cáncer”
Marguerite Yourcenar: “Memorias de Adriano”
Szilárd Borbély: “Los desposeídos”
Flaubert: “La educación sentimental”
André Malraux: “La condición humana”
Dante: “Comedia”
Agota Kristof: "Ayer"
Céline: "Viaje al fin de la noche"
John Steinbeck: "Las uvas de la ira"
Bohumil Hrabal: "Una soledad demasiado ruidosa"
Dino Buzzati: "El desierto de los tártaros".
Stendhal: "Rojo y negro"
Franz Kafka: "El artista del hambre"
H. G. Wells: "La máquina del tiempo"
Joseph Roth: "La leyenda del santo bebedor"
Albert Camus:"La peste"
Mary Shelley: "Frankenstein"

Plus. Músicos:

Bach, Liszt,  Charlie Parker, Billie Holiday, Django Reinhardt, Glenn Gould, Alfred Cortot, Arthur Rubinstein, Pau Casals, Vladimir Horovitz, Sviatoslav Richter, Claudio Arrau, Jacques Brel, Edith Piaf, Beatles, Bob Dylan, The Rolling Stones, Thelonious Monk, Leonard Bernstein, György Ligeti, Chaikovski, Sam Cooke, Miles Davis, Bill Evans, John Coltrane, Smetana, Mozart, Vivaldi, Brassens, Los Bravos, Joan Manuel Serrat, Nancy Sinatra, Olympic, Jimi Hendrix, Jefferson Airplane, Karel Gott, Simon & Garfunkel, Rudolf Firkusny, Dvorak, Marta Kubisová, Beethoven, Czerny, The Doors, Leonard Cohen.

15 discos favoritos de los primeros cien días de 2022 A vuela escucha (79)

10/4/22

Supongo que, como casi todo, es una apreciación meramente subjetiva, pero diría que este ha sido un buen comienzo de año en cuanto a novedades discográficas interesantes se refiere. Como faro ineludible, está la valentía de una banda top llamada Beach House, que se han atrevido con un álbum de dieciocho canciones ("Once twice melody") aunque haya sido publicado en varias entregas. Siguen rayando a alto nivel. /// Aunque sea un disco en el que hay revisiones de canciones de su carrera, "Unrequited love songs", de Fawns of Love, ejerce un ascendiente fascinante en la primera parte del disco. /// Una banda que siempre está entre las favoritas de Soyuz cuando publica algo nuevo es Letting Up Despite Great Faults. Así vuelve a ser con su "IV". Y exactamente lo mismo con Sea Power -antes British Sea Power- y su "Everything was forever". /// Love, Burns es el proyecto de Phil Sutton, ilustre del indie, y "It should have been tomorrow" está en la línea exquisita de todo en lo que participa (como el grupo Pale Lights, por ejemplo). /// Clásicos modernos se podría calificar ya a Band of Horses y a Metronomy, de estilos bien diferentes pero con dos estupendos discos recién publicados, "Things are great" y "Small world", respectivamente. /// Y no tan clásicos, pero también con dos buenos álbumes recién publicados son Plastic Estate ("Plastic Estate") y Mattiel ("Georgia gothic").

En nuestras latitudes ibéricas, me quedo con el tercer disco de Ghost Transmission ("Get me high") y dos fijos que nunca decepcionan, ni en disco ni en directo: Nacho Vegas ("Mundos inmóviles derrumbándose") y El Último vecino ("Juro y prometo"). Como sorpresa, aunque lleven ya unos cuantos años y unas cuantas grabaciones, apunto el fantástico disco de los pamploneses Juárez, "Luna menguante".

Y para finalizar, en el capítulo del formato corto, sigo enganchado al homenaje subido a Field Mice de Trivial Pleasure con su "Obsessed" y al intenso trío de Brooklyn Bambara, que no desperdicia ni un segundo de su "Love on my mind".

"Nowhere" (Graveyard Club) Aerolitos (26)

7/4/22



What’s it gonna to take
to belong in the golden sun?
And whatcha gonna say
on the day all your friends are gone?

I stayed awake with you
Listening to Harvest Moon and Déjà Vu

I’m always blue

It’s getting closer
I know where. I’m nowhere

How’s it gonna feel to be real
in a world that’s fake?
And how you gonna heal
when you break everything you make?

We stayed awake til dawn
Watched the sunlight slowly spread across the lawn.

I’m always gone.

It’s getting closer
I know where. I’m nowhere

It’s getting closer
I know where. I’m nowhere

"Russian roulette" (The Lords of The New Church) Grábame una cinta de 60 (105)

4/4/22


The Lords of The New Church fueron un supergrupo macarrilla de los ochenta formado originalmente por las leyendas del punk Stiv Bators (The Dead Boys), Brian James (The Damned), Dave Tregunna (Sham 69) y Nick Turner (The Barracudas). Publicaron tres discos entre 1982 y 1984 ("The Lords of the New Church", "Is Nothing Sacred?" y "The Method to Our Madness") y fueron una interesante trituradora de estilos donde confluían, además del punk, los nuevos aires góticos del post punk y alguna que otra pincelada de rock y pop más accesible.

En las listas indie del Reino Unido su máximo hito fue la versión de un "Like a virgin" muy a su estilo de gritillos, guitarrazos y hasta algún regüeldo, pero la canción protagonista de este recuerdo es "Russian roulette", que es una canción que grabé en su día en un montón de cintas de 60. Pertenece a su primer álbum y muestra el lado más pop de los Lords, y por cuya letra circulan de Coppola a Hendrix. Otra de esas canciones que, por mucho que pase el tiempo, la tengo tan mamada, trillada y machacada de los buenos tiempos que ha pasado al escalafón de las canciones que jamás me cansarán. ¡Gimme, gimme, gimme, some Russian roulette!

Descubriendo a The Hipflasks 35 años tarde

1/4/22



Cuando parece que ya no queda ni un solo tesoro escondido de bandas rescatables de los 80, dada la multitud de revisiones, investigaciones y saqueos que hemos hecho de esa época -en su momento y todos y cada uno de los años posteriores hasta hoy-, entonces va y aparece uno más.

Debajo de otra piedra perdida por algún camino digital me he encontrado a The Hipflasks (Las Petacas, al cambio), y una vez más el latigazo de la nostalgia aprieta fuerte, pero no por ellos a quien nunca había escuchado hasta hoy, sino por cómo sonaban/suenan, por sus guitarras jangle y por el tipo de melodía que gastan, todo tan reconocible de aquellos maravillosos años en los que The Smiths, Felt, Primal Scream (primer disco), las bandas de Sarah Records, The Pastels, Close Lobsters, Pale Fountains, C-86, etc., etc., marcaban tendencia para tanta gente.



Procedentes de Newcastle, lo más tremendo es que Hipflasks no llegaron a publicar nada más allá de unas cuantas demos. Pero hace poco se ha editado "A lovely scar" la colección de canciones que compusieron entre 1986 y 1987, y que nadie que tenga entre sus favoritos a todos o a algunos de los nombres propios del párrafo anterior debería perderse. Siempre hay un camino a la derecha, y siempre quedará una banda más de los 80 por descubrir. x Fernando SoYoung

Juárez Bocados (band)camperos (68)

29/3/22


Juárez son Cristina Aranguren (guitarras y voz), José Palanca (guitarras y voz), Izaskun Munárriz (sintetizador, percusiones y voz), Alberto Rodríguez (bajo) e Íñigo Maya (batería y percusiones). "Luna menguante" es su quinto disco, tras "Escafandra", "Caléndula", "Boreal" y "Entre palmeras".

1. Nébula. Canción-referente al mítico garito de garaje irradiado por la mano del Sagrado Corazón para la creación de situaciones extremas, no aptas para pobres de espíritu. Voces volátiles y sonoridad sucia y optimista con tintes escapistas para situaciones equivocadas. Estados mistéricos naturalmente contradictorios.
2. Duerme entre tú y yo. Referencia intimista a los fieles compañeros que comparten el yacimiento entre dos. Artefacto sonoro y rítmico con potentes balizas sintéticas torneadas por pasajes irídicos. Rasgada y cruda dentellada taylorista de efectos volátiles.
3. Tan lejos de casa. Perfecta melodía optimista de objetivos compartidos. Un grupo de amigos pasando el tiempo de forma armónica y calmada, casi feliz, en el mismo sitio y de la misma manera pero sin llegar a ninguna parte.
4. La historia interminable. Un Baudelaire esperanzado de eternidades afectivas convertidas en refugio. Los paraísos artificiales suponen solo un obstáculo pasajero para un férreo sentimiento mutuo de unidad. Juárez participa mucho del diálogo íntimo de la pareja de creadores de la música y la letra. Muchas de estas remiten a la conjura entre ellos dos, de aquí el título de la canción.
5. Crucificarte. Pasodoble chicano de abandono peckinpahquiano. Sepelio festivo junto a la cruz y la contemplación de la caída y el tiempo perdido. Derrota en tierra de nadie bajo un tiroteo crepuscular.
6. Laberinto sin final. Saltarinas melodías con riffs de sitcom de asonancia de pareja. Cerrando filas la medida se acuerda: nada de que cada cual vaya por su lado, somos un equipo, como en “Cosas de casa”.
7. Luna fría. Pasaje lúcido-onírico colectivo de salvación bajo el influjo selenita. Timbales de himno. Marcha de la congregación hacia el lugar abrigado, posiblemente interesante y apetecible. Júbilo calmado en el vientre de la madre.
8. Estela. Nuevo orden en el universo acuático. La metamorfosis inesperada de los elementos supone una salida y la conciencia de ésta. Manifiesta dicotomía entre luz y oscuridad, donde la luz es casi un accidente o una referencia a contemplar.
9. La luz de abril. Vuelta al chamanismo rítmico en el laberinto underground de posada y vino. Destellos polvorientos bajo la disonancia del muelle vibrante. Es fácil perderse, al fondo se puede observar un minotauro con pistola.
10. Invierno. Una obra maestra. La guitarra y las voces son un vimana, el transbordador de espacios cuánticos. Añoranza de melodías mediterráneas donde el amor es la única matria protectora. Sutil y encantadora, como atravesar el Hindu Kush un día de primavera mientras la tibia luz del sol sobre la tez procura esperanza.
11. Caléndula II. Segunda parte de una de las canciones un disco anterior. Cierre de círculo, habla de jugar con fuego. Construida sobre una afligida desnudez, guitarra y voz manifiestan el peligro hedonista que desemboca en episodios pirómanos.

Ibai Flores

"Get me high", tercer disco de Ghost Transmission

25/3/22


El grupo valenciano Ghost Transmission siempre tendrán cabida aquí. Desde sus comienzos, el parentesco sonoro que siempre han tenido con The Raveonettes y, por supuesto, su toque personal, han sido recibidos aquí incondicionalmente. Y aunque supongo que estarán algo hartos de que los citen con ellos, también hay que ponerles en la misma órbita de otros ilustres como Mazzy Star, Slowdive y The Jesus & Mary Chain, por citar tres referencias más o menos cercanas.

Han pasado ya cinco años de su anterior disco, "Echoes", que siguió a su debut "Apparitions" (2015), ambos entre los favoritos de la temporada en Soyuz. Y casi dos años después de aquel gran adelanto en single llamado "Get me high (Make me lose my will)", su nuevo álbum (siguen en el sello El Genio Equivocado) se llama "Get me high" y les ha quedado aún más redondo si cabe que sus dos antecesores. Vuelven a clavar esa magnífica mezcla de melodías y ambientes surf y rock & roll -espíritu años 50 y 60- con unas guitarras noise rock poderosas y excitantes, de la que "Heartbeat" (que tiene una "extended version al final del disco) es su epítome: un pelotazo en toda regla. Después, desde las canciones más melódicas y de ritmo más pausado como "As you will" (hipnótica guitarra), "I move the stars for no one", las melosas "Rain and clouds" y "Stand still (Quiet and free)" a las más rabiosamente sixties ("Your charms burn out tonight", a dos voces, estupenda), más noisy ("Sixteen") y exuberantes ("Tropic isle"), "Get me high" suena cohesionado y altamente adictivo en su conjunto.

Tatxo y Miriam, componentes de Ghost Transmission, se lo han trabajado y les ha salido un disco enormemente disfrutable para amantes de esta particular visión del pop, esa fusión irresistible entre pasado y presente, entre sueño y realidad, toda una amalgama de sentimientos entremezclados entre las cuerdas de unas guitarras que suenan fabulosas. Otra vez, y van tres, el nuevo disco de Ghost Transmission va a ser favorito aquí durante mucho tiempo. x Fernando SoYoung

“Hymn to say goodbye” (Low Lying Sun) Aerolitos (25)

24/3/22


Low Lying Sun son Michael Hemmings (voz, guitarra), Ross Connell (guitarra), Matt Chan (bajo) y Noah Booth (batería). Su EP de debut, "Hymm To Say Goodbye", se publica el 1 de abril en Lab Records.

Jesus wept
His tears left no stain
Nothing said
I regret
I repent
But I guess I’ve made my bed
Lie in it
Beside where you’ve been
What a sin
What a hymn to say goodbye