Sure don't miss you Algoritmo HITS (39)

18/3/19

simonzico dj
1) Airbag: "Koi No Yokan". "El corazón más seguro es el que acaban de romper. Sin arriesgar me aseguro no volver a perder". Un tema de power pop de diez.
2) Deidre & The Dark: "Bad day". Desde Brooklyn, Deidre Muro nos devuelve el gusto por las bandas sonoras de los 60, como ya disfrutamos con Pizzicato Five, Cardigans o Combustible Edison en décadas pasadas.
3) The Dip: "Sure don't miss you". De momento, 2019 está siendo un buen año para el soul y sus confluencias. Desde Seattle, otro tratado de música de alma.


dj flashboy
1) Lost Tapes: "Like a waltz". Es mi favorita de la nueva entrega -en EP, formato que les sienta como un guante- de Pau y RJ con Lost Tapes. Como siempre, plenitud de melancolía en las melodías.
2) Fanclub: "Swear". Nada que ver con los Teenage, aunque lleven su apellido artístico. Guitarras, teclados y voz dulce en el haber del debut de este trío de Austin.
3) Chain Wallet: "What everybody else could find". Estos noruegos no cejan en su empeño, desde ya hace unos años, de encontrar la canción dreampopera perfecta. Se quedan cerca en varias de "No ritual".


The Ballet y TOY: concierto de calvos, concierto de pelazos Riguroso directo

15/3/19

The Ballet. 14 de marzo. La Lata de Bombillas
TOY. 14 de marzo. Las Armas.

A la manera de aquel 'temporada de patos, temporada de conejos' que pelearan hace océanos de tiempo Bugs Bunny y el pato Lucas, esta noche dos bandas radicalmente diferentes como The Ballet y TOY proporcionaron también a mis ojos un 'concierto de calvos, concierto de pelazos'. Hace mucho tiempo además que no tenía la oportunidad, o las ganas más bien, de hacer un doblete nocturno de conciertos en la ciudad. Algunas casualidades lo hicieron posible.


A las 9, en La Lata de Bombillas, The Ballet, dúo norteamericano de pop electrónico, desplegaban sus canciones intimistas ante una mayoría (simple, no absoluta) de asistentes calvos. Fue un concierto muy latero, versión grupo pequeño, querencia amateur, cercanía, cierto encanto lo-fi. Una guitarra, unos synths y unas canciones tiernas que me recordaron viejos tiempos de The Magnetic Fields época "Get lost", o de los míticos -por esquivos- The Postal Service. Tocaron algunas canciones de su ya lejano y único álbum, "I blame society" (2013), y adelantos de su nuevo disco como ese fino "But I'm a top". Uno de esos conciertos minimalistas que nunca me decepcionan.



Y de la alopecia o rapadismo pasamos a la fulgurante calidad capilar de TOY (y también de la mayoría del joven paisanaje presente), hora y cuarto después, en Las Armas. Imagen del grupo, toda y más (a un kilómetro de distancia se les reconocería como faunos musicales británicos). Los flequillos, excelsos (el bajista hubiera quedado niquelado en la formación de un concierto de The Cure de 1984). Este quinteto británico de fachada rockera impecable apuntó al cielo con su estupendo álbum de debut en 2012, pero ya llegando a este cuarto reciente, "Happy in the hollow", se han disuelto como un azucarillo en el magma de la espesa instrumentalidad. Reducida su vena algo más accesible a "Mechanism", "Energy" y "Move through the dark", su nuevo álbum es un mazacote de maquinaria pesada psicodélica que no aporta mucho de interés a lo que conocíamos de ellos. Y sobre el escenario, se trasladó la misma impresión. Un sonido un poco pasado, con momentos fulgurantes de guitarras, donde las voces quedaron sepultadas.


Talento en disco y sobre las tablas no se les niega, pero quizá esta noche quedó todo un poco apelmazado, a excepción del tercio final, donde hubo verdaderos momentos de vértigo merced a los muros de guitarras que hicieron disfrutar, no solo a las chicas que copaban las primeras filas, sino a todo el personal del recinto (escasa entrada en ambos conciertos). Quizá me dejo llevar por que no les perdono que no tocaran -o yo no la distinguí entre la bruma decibélica- su mejor canción con mastodóntica diferencia, "Lose my way" (mejor canción del año Soyuz 2012), pero TOY deberán reconducirse en futuros discos (si es que no se disuelven tras este), porque aunque su directo potente y resolutivo es más que disfrutable, su disco invita a pensar en estancamiento y falta de imaginación. x Gabi Lombardo

Group Photos en Box Bedroom Rebels

13/3/19


Creo que me hice fan de Box Bedroom Rebels, sello de Manchester, cuando me topé con que habían editado un single de Lost Tapes. A partir de ahí, con el correspondiente buceo por sus referencias, también me gustaron mucho grupos de su listado como The Arctic Flow y Mandarinaduck.

Hoy me llega su nueva referencia, BBR#34, que corresponde al grupo de San Bernardino, California, Group Photos. Su disco se llama "33RPM EP". Ni el título del disco ni el del grupo parecen nomenclaturas que se hagan imborrables para la neurona en el oceáno de información musical, pero su música definitivamente sí.

Las referencias no andan muy lejos de las que abundan por Soyuz, es decir, términos como dreampop y shoegaze, post punk e indiepop, palabras que intentan determinar un tipo de ensoñación romántica en texturas de voces, guitarras y trasfondo sonoro en general trasladado a lo que dura una canción. Es este un trabajo breve, cuatro canciones, pero que dejan huella, porque son bonitas y llegan a tocar la fibra donde no muchos llegan. "Infirmary", "In the morning", "Frequency" y "Flight lessons" van y vienen entre las melancolías flotantes que tan bien saben hilvanar Slowdive y The Radio Dept. y tantos grupos de los ochenta que partieron de Joy Division. Deliciosas, vibrantes, sentimentales. Para la colección de favoritas. x Fernando SoYoung

The Suncharms Bocados (band)camperos (43)

3/3/19


The Suncharms son una banda indie/shoegaze de Sheffield, originalmente en activo en el período comprendido entre 1989 y 1993. Después de publicar una recopilación retrospectiva en el sello Cloudberry Records, el grupo se reunió y grabó un single en Slumberland Records en 2018, que se puede escuchar aquí.  The Suncharms son Marcus Palmer (voz), Matt Neale (guitarra), John Malone (guitarra), Richard Farnell (bajo) y Chris Ridley (batería).


"Cherry-coloured funk" (Cocteau Twins) Grábame una cinta de 60 (83)

27/2/19

Hace poco me llegaba un hilo de facebook que proponía reunir el puñado de canciones más importantes de tu vida. Difícil misión. Con el bagaje que proporciona la edad, haría falta mucho tiempo para depurar las principales, pues cada día podrías enumerar unas cuantas diferentes del día siguiente. A partir de aquí, del buceo en busca de las imprescindibles, me topé con el interrogante de cuáles serían no ya las canciones, sino los discos completos más decisivos de mi vida. Aun siendo también tarea ardua, lo es mucho menos que en el caso de las canciones.

Uno de esos discos indiscutibles, eternos en mi memoria, se me apareció claro que sería "Heaven or Las Vegas" (4AD, 1990), de Cocteau Twins. No sé si en el top 3, top 5 o top 10, pero en esa franja estaría. El influjo de sus canciones no deja de hipnotizarme casi treinta años después, las guitarras de Robin Guthrie y la voz de Elizabeth Frazer siguen creando una atmósfera que atrapa completamente, de una belleza difícilmente superable y descriptible.

En una cinta de 60 podría incluir varias canciones de este disco, pero tengo que quedarme con el impacto que supuso su primera canción al colocar la aguja, "Cherry-coloured funk", las guitarras entrando en ritmo acompasado y la voz de Frazer flotando desde abajo hasta el agudo. Levitando. Con razón, Ivo Watts-Russell, patrón de 4AD, su discográfica de entonces, dijo de "Heaven or Las Vegas" que era el mejor disco que había publicado nunca... x Fernando SoYoung

Derby Motoreta's Burrito Kachimba Nunca y siempre. El sentido de la posibilidad (30)

24/2/19


Cuando, en pocos días, varias personas de tu círculo de influencia y la prensa musical se hacen eco de una misma banda, está claro que la labor de comunicación está teniendo un resultado aceptable, así que desde aquí va nuestra felicitación para La Mota Comunicación. Y luego llega el momento de comprobar o degustar si toda la literatura mercantil está a la altura del disco o se queda en una hipérbole. Nosotros estamos satisfechos con DMBK. Ingredientes con denominación de origen para emprender un nuevo viaje hacía resultados insospechados. x Simón Zico



1) Un disco que nunca dejarás de escuchar y un grupo o artista al que nunca escucharías. 
Un disco que nunca dejaremos de escuchar es "El Patio" de Triana o el "Sgt. Peppers" de The Beatles. Y nunca escucharíamos a artistas como Bustamante o Bisbal, con todo el respeto, pero no es el tipo de música que nos motiva.

2) El plato estrella del cocinero que siempre has evitado ser (o que siempre has sido). 
Tarta de chocolate “especial”.

3) Una película muy famosa que siempre te has negado a ver. 
"Titanic".

4) Dos conciertos cuyo impacto nunca se te ha borrado del recuerdo, uno por bueno y otro por malo. 
De bueno los King Gizzard & The Lizard Wizard. Y de malo alguno nuestro cuando empezábamos con las primeras bandas.

5) Cuéntanos una gamberrada infantil cuyas consecuencias han hecho que nunca la hayas podido olvidar. 
No éramos muy gamberros de niños, nos hemos vuelto gamberros de mayores.

6) El libro que siempre has pensado que te identifica completamente. 
“Las puertas de la percepción” de Aldous Huxley.

7) Un lugar del planeta que nunca pisarías. 
El planeta es un ser vivo increíblemente bello en toda su extensión, como lugar no hay ninguno que no pisaríamos. Otra cosa son los humanos que vivan en ese lugar.

8) Una canción que siempre has soñado componer. 
“Bohemian Rhapsody” de Queen.

9) Un político al que nunca seguirías al fin del mundo. 
No se debe de seguir a ningún político al fin del mundo. Un político es un servicio temporal a la ciudadanía, no un dogma religioso sobre el que cimentar tu vida.

10) El garito, pub, discoteca o sala que siempre has pensado que no te hubiera importado que fuera tuyo. 
A nosotros nos mola tocar en los garitos o pasarnos a ver conciertos. Eso de ser propietario es para otra gente.

11) La etiqueta o comparación artística con tu música que nunca te ha gustado y siempre está presente. 
Nos dan igual las etiquetas, por eso nos creamos una propia.

12) La enfermedad que más te horroriza y nunca querrías contraer. 
Convertirnos en hombres de las cuevas suntuosas.

De fiestas y aquelarres con Zaragozafelizfeliz

21/2/19

Se acerca la primavera y con ella las fiestas y aquelarres que preparan los chicos de Zaragozafelizfeliz. Tenemos ya en agenda tres fechas ineludibles con algunos de los grupos más en boga del indiepop nacional. A saber:

- 23 de febrero. La Lata de Bombillas. Hazte Lapón + Grupo de Inventores + After party ZFF djs.
Hazte Lapón ha sido uno los triunfadores del pasado año gracias a su disco doble "Tú siempre ganas", pero ya desde el inicio de su carrera dejaron el sello de que eran una de las propuestas más especiales del pop español, por letras y música. Desgraciadamente, con este gran álbum se despiden, por lo que la oportunidad de verles se convierte en única e imprescindible, por irrepetible.
Acompañándoles estará la banda que tiene el honor y el privilegio de ser la primera referencia de Zaragozafelizfeliz Records, Grupo de Inventores, que además esa noche estrenarán vinilo en formato físico. Entradas solo en formato físico y anticipadas en el bar Gilda y en La Lata.

 

- 1 de marzo. Las Armas. Tigres Leones + Camellos + Grupo de Inventores.
Solo seis días después, continúa la fiesta, esta vez en Las Armas. Ya hace tiempo que salió el "El año de la victoria" de Tigres Leones, producido por David Rodríguez, pero lo presentarán sobre el escenario por primera vez en Zaragoza. Como figura en su bandcamp, Tigres Leones hacen rock, hacen pop, cantan sobre Madrid, sobre pájaros asesinos, sobre rusos listos, sobre niñas raras, sobre películas de ciencia ficción y más cosas. Enemigos de la indiferencia.
Acompañándoles estarán Camellos, que han grabado con Limbo Starr "Arroz con cosas", un EP repleto de garage indie que huele a vendaval en directo. Repetirán Grupo de Inventores, la banda de la casa, y por supuesto habrá djs poniendo hits uno detrás de otro. Entradas en eventbrite.com y web de Las Armas.

  

- 13 de abril. Las Armas. Los Ganglios + Putochinomaricón + Cariño + La Estrella de David + Marcelo Criminal + Confeti de Odio. 
Y ya entrada la primavera, el fiestón anual, el aquelarre propiamente dicho de Zaragozafelizfeliz, con propuestas variadas todas dentro de lo más interesante que puede escuchar hoy la juventud. Como propuesta estelar -y no tan joven-, diría que a La Estrella de David de David Rodríguez hay muchas ganas de verlo tras escuchar su gran "Consagración" y también por toda su larga trayectoria desde los orígenes del indie. Y el resto no tiene desperdicio: todo nombres de artistas jóvenes en la rampa de lanzamiento de sus carreras, dispuestos a comerse el escenario y hacer de esta noche una cita inolvidable. Los Ganglios, Putochinomaricón, Cariño, Marcelo Criminal y Confeti de Odio. Ahí es nada la que se prepara en una noche para darlo todo.

Lens Mozer: "Don't stop"

18/2/19


Es de: Los Ángeles.
Miembros del grupo: Scotty Cantino (también en Francisco The Man).
Disco: "Don't stop" (Plastic Jurassic, 2019), primer disco.
Una curiosidad: Es bastante probable que su nombre provenga de una marca de vinos austriacos con un nombre similar (Lenz Moser).
Algo que han dicho de él: "Es una música que suena fácil, hecha de elementos con los que estás familiarizado, suena refrescante, y eso es ciertamente muy difícil de hacer. El primer nombre que viene a la mente al escucharlo es el australiano Luke Steele y su proyecto The Sleepy Jackson de principios de este siglo". (soundblab.com)
Nombres con los que se le asocia: Papercuts, Fanclub, Beach Boys.




"Don't stop" (2019).
Misterioso personaje este Lens Mozer, en cuanto que, en esta época de exposición y visibilidad máxima, y posibilidades extremas de promoción propia, apenas se puede encontrar nada de información sobre él. Es de Los Ángeles,  y este es su primer disco, de nueve canciones. "Don't stop" es un disco que se hace querer y escuchar fácilmente porque conjuga de forma natural y sin grandes complicaciones, influencias antiguas de la costa oeste (básicamente melódicas y de armonías vocales) con sonidos indiepop muy en boga actualmente, como las guitarras y synths dreampop. Nada nuevo bajo el sol californiano, pero la realidad es que estas nueve canciones (sobresalientes "Sometimes", "No heaven", "Your plan", "Cut my heart in two", el single "All my friends") son de lo más fresco, entretenido e inspirador que he podido escuchar dentro del panorama pop de lo que llevamos de 2019. x Fernando SoYoung

Gone Algoritmo HITS (38)

15/2/19

dj flashboy
1) TR/ST: "Gone". El bucle del mes otra vez viene de Torontontario en un épico-melancólico vuelo sin motor de electropop -esta vez no tan oscuro- made in Robert Alfons.
2) Teen Body: "Validation". La hoja fresca, el soplo en los ojos, el trago con sed, el rayo en la ventana, la bocanada de perfume, la carrera en la lluvia, el beso en el cuello, el cielo nocturno, la brisa marina.
3) Ladytron: "Tower of glass". Feliz comeback de unos clasicazos no olvidados. La nostalgia es un arma, y las torres de cristal, los castillos modernos.

simonzico dj
1) Balthazar: "Wrong vibration". Nos imaginamos mirando a cámara en un talent show y, muy serios, definimos nuestro estándar de música comercial con las canciones de "Fever".
2) Montevideo: "Sutton Street". La primera vez que escuchamos a Manu Simonis en esta canción, cerramos los ojos y vimos a Beck haciendo karaoke con una cara b de The Cure.
3) Alexis Evans: "I made a deal with myself". Recordkicks es un sello italiano de soul y nos presenta a su nuevo fichaje. Otro guardián del género con alma.


"Serotonina" (Michel Houellebecq) Subrayadas (99)

12/2/19

"Estos restaurantes, por lo demás, habrían sido soportables si los camareros no hubiesen adquirido recientemente la manía de declamar la composición del más mínimo entremés con el tono engolado de un énfasis mitad gastronómico, mitad literario, acechando en el cliente atisbos de complicidad o al menos de interés con objeto, me imagino, de convertir la comida en una distendida experiencia compartida, siendo así que solo su manera de exclamar '¡Buena degustación!' al final de su arenga sibarita solía ser suficiente para quitarme el apetito".

"¿Era capaz de ser feliz en soledad? No lo creía. ¿Era capaz de ser feliz en general? Creo que es la clase de preguntas que más vale no hacerse".

"No he vuelto a conocer esos estados mentales que suelen asociarse con la palabra 'juventud', esa encantadora despreocupación (o, según los gustos, esa repulsiva irresponsabilidad), esa sensación de un mundo indefinido, abierto, después de Kate la realidad me envolvió definitivamente".

"Al mirar atrás, lo más notable es que el conjunto de mis pertenencias materiales cabía en una maleta. Era obvio mi desapego a las posesiones materiales; lo cual, a juicio de algunos filósofos griegos (¿epicúreos?, ¿estoicos?, ¿cínicos?, ¿un poco los tres?), constituía una disposición mental muy favorable; me parecía que rara vez se había defendido la posición opuesta; había, por tanto, consenso sobre este punto concreto entre los filósofos, lo cual es lo bastante insólito como para destacarlo".

"No hay, sin duda, ningún sector de la actividad humana que desprenda un tedio tan total como el derecho".

 "Los años de estudiante son los únicos felices, los únicos en los que el porvenir parece despejado, en que todo parece posible, después la vida adulta, la vida profesional, no es más que un lento y progresivo estancamiento".

"Lo cierto es que nos falta una persona y todo está muerto, el mundo está muerto y tú mismo estás muerto, o bien transformado en una figurilla de cerámica".

"Dios es un guionista mediocre, casi cincuenta años de existencia me han llevado a formarme esta convicción".

"Es curiosa esta voluntad de establecer un balance, de convencerse en el último momento de que se ha vivido; o quizá de que no se ha vivido en absoluto".

"No se puede hacer nada con la vida de la gente, ni la amistad ni la compasión ni la psicología ni la comprensión de las situaciones tienen la menor utilidad, la gente se fabrica ella misma el mecanismo de su desdicha, le da cuerda y luego el mecanismo sigue girando, ineluctable, con algunos fallos, algunas debilidades cuando la enfermedad interviene, pero sigue girando hasta el final, hasta el último segundo".

"La gente no escucha nunca los consejos que le dan, y cuando los pide es especifícamente para no seguirlos en absoluto".

"No deben de faltar los depresivos que desean aislarse, pasar algunos meses en el bosque para 'una instrospección a solas', pero los que aceptan sin pestañear estar sin internet un tiempo indefinido es que están en las últimas".

"Una crispación dolorosa me retorció el corazón, los recuerdos afluían sin parar, no es el futuro sino el pasado el que te mata, el que vuelve, el que te atormenta y socava y acaba efectivamente contigo".

"Yo sí había cambiado físicamente, era consciente de que había envejecido, y bastante, lo sabía por cruzarme de vez en cuando con el espejo sin verdadera satisfacción, pero también sin auténtico desagrado, más o menos como quien se cruza con un vecino de rellano no muy molesto".

"Un ambiente de catástrofe global atenúa siempre un poco las catástrofes individuales, sin duda por este motivo los suicidios son tan raros en época de guerra".

"Titubeé como un anciano y jadeaba de sufrimiento, de ese dolor incomprensible que a veces les sobreviene a los ancianos y que no es otra cosa que el peso de la vida".

"No hay que dejar que el sufrimiento aumente más allá de cierto grado, de lo contrario haces cualquier disparate, te tragas un desastacador y tus órganos internos, compuestos de las mismas sustancias que atascan habitualmente los fregaderos, se descomponen entre dolores atroces; o te tiras a la vía del metro y acabas con dos piernas menos y los cojones hechos picadillo, pero todavía vivo".