"400 estilos", el esperado disco de Facundo

19/1/17

Parece mentira que ya hayan pasado más de treinta meses desde que escucháramos por primera vez "Ryanair", esa pequeña joyita pop con vocación de hit que hiciera de Facundo una de las más gratas sorpresas del pop aragonés reciente. Pero todo lo bueno se hace esperar, y por fin ha llegado "400 estilos", nueve canciones en donde no faltan ni la canción más famosa de la aerolínea low cost (no sabemos si Michael O'Leary les ha pagado royalties o algún descuento para viajar a Londres, pero debería) ni "206 huesos", las dos contenidas en aquel "Buen viaje" que sirvió de carta de presentación del grupo y anzuelo para esperar con ganas futuras canciones.

Aunque en la piscina los 400 estilos son cosa de Michael Phelps, con los instrumentos son Facundo quienes derrochan estilo a mariposa, espalda o lo que les echen, y la demostración más incontestable es esa guitarra elegante, deliciosa y emotiva que da comienzo y sustento a "Noticias funestas", melancólica composición de bonita letra que sin duda se debe considerar marca de la casa Facundo, uno de sus platos estrella (seguramente ya lo era en sus directos).

Los que conocen al grupo ya saben que sus 400 estilos abarcan pop y rock universal, sin encasillamientos, que encajarían perfectamente tanto en aquellos 90 que tenían como bandera a grupos con chicas de marcada personalidad tipo Throwing Muses y Bettie Serveert ("Megambrea", "Siento haberte ilusionado") como en un festival de rock and roll al aire libre soleado ("Sexy song", "206 huesos").
Con todo, el alma de Facundo es pop. Pop con sugerentes letras agridulces y con un sonido directo y lumínico, como su "Ryanair" -que no ha perdido ni un ápice de encanto después de tropecientas escuchas-, como la nostálgica "San Miguel" o como ese estribillo arrollador de "Pirotecnia".

Facundo derrochan entusiasmo y frescura en "400 estilos", con lo que ni que decir tiene que la espera ha merecido la pena. Este sábado día 21, en el escenario de El Veintiuno en Huesca, lo presentarán en una noche que no es difícil adivinar que será vibrante y divertida.



Entrevista a Facundo en Soyuz, mayo de 2014

Incredulidad Palabra de Cioran (1)

17/1/17

"Hurgando en un cajón, para buscar una foto, he encontrado un montón de ellas que se remontan a veinte, treinta, años atrás. ¿Es posible que ese joven, de aspecto un poco romántico, sea yo? Y mis amigos, ¿cómo puedo creer que son ellos? ¡Lo que hace el tiempo con nosotros! ¡Nuestra identidad a lo largo de los años solo es garantía por el nombre! Habría que cambiarla cada cinco años. Resulta, en verdad, imposible de creer que fuéramos quienes hemos llegado a ser."

The Candyskins Miradas al pasado (18)

15/1/17



 The Candyskins
 x Fernando SoYoung. Publicado en la sección "Plásticos modernos" de la revista El Pez que Todo lo Ve, en julio de 1998.

Si dentro del mundo del pop se concediera algún premio a la constancia, la autoconfianza o a la defensa de las propias posibilidades contra viento y marea, uno de los nominados sería sin duda el quinteto de Oxford The Candyskins. Porque el grupo formado por Karl Shale, Mark Cope, Nick Burton, John Halliday y Nick Cope lleva ya un puñado de años sin cejar en el empeño de que su pop fresco y transparente sea escuchado y aceptado por un gran núcleo de personas, algo que rozaron en los primeros noventa al lograr cierta repercusión con algún notable single. Pero es ahora, y por esos avatares que sólo el destino es capaz de originar, cuando el grupo está viviendo una segunda juventud, y más esplendorosa si cabe que la primera.

The Candyskins, curiosamente, siempre han tenido una muy buena aceptación en Estados Unidos. Quizá por ello Geffen Records se fijó en ellos y los incluyó en su nómina de bandas pop de guitarras, aunque la relación, echando la vista atrás, se pueda catalogar de fructífera sólo a medias. Los de Oxford no alcanzaron sus objetivos y su salida de la multinacional americana fue cantada tiempo antes de su consumación. Desde aquí todo fue un volver a empezar, que ellos han conseguido con fuerzas renovadas. El pequeño sello Ultimate (en España distribuido por Mastertrax) se fija en ellos en el 96 y no les deja escapar: “Get On” fue el primer fruto en común en forma de single, un eufórico tema con un estribillo pegadizo y unas contundentes guitarras. Tras la aparición del single, Space les invitan a tocar con ellos en su gira y, cuando Dodgy les ven tocar con Space, les contratan para la suya: todo un compendio de buenos augurios para el cercano futuro.

A “Get On” le siguió “Circles”, otra jovial y maravillosa canción que evoca el lado amable de la vida, esos gramos de felicidad que todos hemos conocido fugazmente alguna vez. El tercer single no tardó en llegar con el nombre de “Mrs. Hoover” y su contagiosa e imparable melodía sentimental, una confirmación del estado de gracia de sus compositores que aceleraba la impaciencia por disfrutar del álbum largo venidero, al que aún le faltaba un último preludio, el más grande: la deliciosa “Monday Morning”, una extraordinaria y deslumbrante composición de pop atemporal e inmediato, una agridulce invitación a soñar con esplendorosos paraísos de sensaciones infinitas, desde su mismo nacimiento convertida en un clásico del pop de toda la vida y su mejor canción hasta la fecha gracias a una sublime melodía que se hace acompañar de unas armas infalibles cargadas de arreglos meticulosos, sección de viento exquisita y la bonita voz de Amelia Fletcher del grupo Heavenly flotando por los horizontes de sus notas. Ni que decir tiene que “Monday Morning” fue el perfecto anticipo para “Sunday Morning Fever”, un disco vibrante, intenso y adictivo, en donde además de las gemas ya presentadas en formato single, The Candyskins se muestran infalibles en el terreno melancólico-romántico con “Hang Myself On You”, la sobrecogedora y arrebatadora “Car Crash” (otra cumbre pop), la aérea y sensible “Help Me”, la más recogida “Face The Day” o la conmovedoramente lacrimal “In My Hair” que cierra el álbum. Todo ello sin dejar de lado el lado más juvenil y eufórico con la sudorosa y adhesiva “24 Hours” y la saltarina y rítmica “No No No”. The Candyskins recogen con impagable talento los elementos más imprescindibles del pop, y en diferentes momentos pueden llegar a evocar -estando a su altura- a grandes bandas de pop templado como Teenage Fanclub (“D.R.U.N.K.”), propuestas arrolladoramente jóvenes como Supergrass (la citada “24 Hours”) o a los mismos Blur de los divertidos tiempos de “Parklife”.

Versátiles, apasionados, impetuosos e intimistas, así suenan los Candyskins de finales de los noventa con un álbum perfecto para entrar con buen pie en éste y en cualquier verano venidero. 

"Al margen de los días", de Diego Vasallo A los que leen. Capítulo XXIV

13/1/17

"Al margen de los días" es un libro al que llegué totalmente por azar en una librería de Bilbao. Su autor es Diego Vasallo, mitad del conocido dúo musical Duncan Dhu, y en él encontramos las tres facetas de creación que frecuenta el donostiarra: poemas (englobados en dos partes, "Ensoñaciones" y "Divagaciones"), pinturas (bajo el título "Desgarraduras") y baladas (letras de las canciones incluidas en su álbum "Baladas para un autorretrato", que acompaña y completa al libro en formato cd).

Este autorretrato escrito presenta a un Diego Vasallo empapado hasta los huesos de dolencias sistólicas como el paso del tiempo, la nostalgia, la desubicación existencial, el amor desgastado, el paisaje y el mar, el impacto de los recuerdos, la incertidumbre de lo que vendrá y otras sombrías inquietudes de alguien de su tiempo, de este tiempo, que dedica parte del suyo a reflexionar en profundidad sobre cómo todo se deshace tarde o temprano entre los dedos.

El diseño del libro es atractivo, pero tras la casualidad que me dirigió a hojearlo, lo que en realidad me llevó en segunda instancia a unirme a él y su lectura fue encontrar dentro nombres definitivamente reveladores como Cioran, Baroja, Rafael Berrio o Blaise Pascal, y sobre todo un auténtico arsenal implacable de frases de visión certera que se clavan como una estaca en la cara oculta del corazón. Leer y transitar "Al margen de los días" lleva a un fascinante viaje instrospectivo por anchas veredas empedradas de melancolía, desde luego un botín mucho más preciado del que podía haber imaginado cuando entré por azar en aquella librería de Bilbao. x Fernando SoYoung

---------------------

Yo fui alto, bien parecido, sensible,
como todo el mundo.
Y morí joven, 
como todo el mundo.

¿Cuánta cantidad de tristeza hace falta para sentir dolor?

No es que en Menorca alcalce la calma,
es solo que prefiero sufrir la angustia aquí
que en ningún otro lugar.

A mí las excepciones me gustan todos los días.
Por eso me aferro a las normas.

El optimismo me deprime.

El alma:  ese apéndice de lo físico que se amputa
al empezar a vivir.

No me importa hacerme viejo,
siempre que sea
para siempre.

Toda la sed de aventura que me queda
se reduce a bajar a comprar
el periódico.

Que por vivir no pasa nada
y que nada pase no es vivir.

Persigo la verdad
y a su estela de infelicidad.

Los 40 de So Young (1995-2000) El arca del fanzinefable

10/1/17

5 años completos ya de andadura fanzineril de este So Young que, por supuesto, aún aguanta siendo joven. Desde junio de 1995 hasta la fecha de edición de este número diecisiete, estos son los discos que en muchas ocasiones hicieron de motor para forjar nuevos números, o lo que es lo mismo, nuevas ilusiones. Publicado en So Young#17, mayo de 2000.

1.- Belle & Sebastian: “3...6...9 Seconds Of Light” + “Dog On Wheels” + “Lazy Line Painter Jane” (Jeepster, 97)
2.- Saint Etienne: “Too Young To Die” (Heavenly, 95)
3.- Cinerama: Va Va Voom” (Cooking Vinyl, 98)
4.- The Magnetic Fields: “Get Lost” (Merge, 95)
5.- Eggstone: “Spanish Slalom” (Siesta, 98)
6.- Vitesse: “A Certain Hostility” (Hidden Agenda, 99)
7.- Papas Fritas: “Buildings And Grounds” (Minty Fresh, 2000)
8.- The Field Mice: “Where’d You Learn To Kiss That Way?” (Shinkansen, 98)
9.- The Wannadies: “Be A Girl” (Indolent, 95)
10.- Looper: “The Geometrid” (Jeepster, 2000)
11.- Trembling Blue Stars: “Lips That Taste Of Tears” (Shinkansen, 98)
12.- Autour De Lucie: “Immobile” (Le Village Vert, 97)
13.- Mojave 3: “Excuses For Travellers” (4AD, 2000)
14.- The Ladybug Transistor: “The Albemarle Sound” (Merge, 99)
15.- Ben Lee: “Breathing Tornados” (Grand Royal, 99)
16.- The Bitter Springs: “Benny Hill’s Wardrobe” (Vespertine, 99)
17.- Club 8: “The Friend I Once Had” (Labrador, 99)
18.- The Future Bible Heroes: “Memories Of Love” (Elefant, 97)
19.- Acid House Kings: “Advantage Acid House Kings” (Shelflife, 98)
20.- Ivy: “Apartment Life” (Atlantic, 97)
21.- Elliott Smith: “XO” (Dreamworks, 98)
22.- The Frank & Walters:Grand Parade” (Setanta, 97)
23.- Dominique A: “La Mémoire Neuve” (Lithium, 95)
24.- Hefner: “The Fidelity Wars” (Too Pure, 99)
25.- The Wedding Present:Saturnalia” (Cooking Vinyl, 96)
26.- Disco Inferno: “Technicolour” (Rough Trade, 96)
27-  Brian:“Bring Trouble”(Setanta, 99)
28.- Marine Research: “Sounds From The Gulf Stream” (Elefant, 99)
29.- Baxendale: “You Will Have Your Revenge” (Inane, 99)
30.- The Cherry Orchard: “The Start Of Our Affair” (Cavalcade, 98)
31.- The Candyskins: “Sunday Morning Fever” (Ultimate, 97)
32.- Bertrand Betsch: La Soupe À La Grimace” (Lithium, 97)
33.- The Montgolfier Brothers: “Seventeen Stars” (Vespertine, 99)
34.- Manson’s Child: “Coffee Shop” (Alienor, 98)
35.- The Shining Hour: “Wait All Summer” (Apricot, 99)
36.- The Legendary Jim Ruiz Group: “Sniff” (Siesta, 98)
37.- East River Pipe: “The Gasoline Age” (Merge, 99)
38.- Honeybunch: “Time Trials 1987-1995” (Elefant, 96)
39.- Catholic Lapse: “Animal Families” (Lame Shepherd, 99)
40.- Spring: “The Last Goodbye” (Elefant, 98)

El político Con Baroja en el colchón (3)

8/1/17

"No me explico esa atracción por la política. El político es casi siempre vanidoso y vulgar. No puede vivir sin elogios. Sus doctrinas no valen nada. Son casi siempre esclavos de la fama, de la opinión de los demás y de la populachería.
El político es un sembrador de lugares comunes. Después de todo, la organización de la sociedad se basa en vulgaridades. Las frases hechas y las vaciedades aparatosas tienen siempre más lucidez que las intuiciones lúcidas y parece que sirven como cimentación a la sociedad."

Tu mejor In Versión en 2016 (bonus track)

5/1/17

Cuando en septiembre del pasado 2016 decidíamos cerrar el apartado de versiones, no contábamos con la insaciable predisposición de nuestros músicos a rendir homenaje a las canciones y artistas que les gustan. Para evitar injusticias, y no dejar fuera de nuestra perversión por la versión a las últimas solicitudes del año, hemos ideado una bonus track playlist.

Hubiera sido una pena dejar fuera de 2016 a Javier Corcobado y su revisión de "Amigo" de Roberto Carlos. Otra pérdida, impagable: Damien Jurado y Richard Swift reivindicando a Kraftwerk con su "Radioactivity" en su disco "Other's people songs".

Recurrente, a la par que efectivo, ha sido el disco de Ben L'Oncle Soul, "Under my skin", dedicado al cancionero que interpretaba Frank Sinatra (algo que ya hizo Bob Dylan).

The Baseballs vuelven a dar una nueva vida en el mundo del rockabilly a clásicos de la FM de los noventa, como el "Wannabe" de las Spice Girls. Y los alemanes Jazzkantine hacen su reconversión al funk jazz de clásicos del hip hop.


Melissa Etheridge se embarca en un tributo al sello Stax dedicándole su disco "Memphis rock and soul", y otra voz consagrada como la de Macy Gray se lleva a su campo el "Nothing else matters" de Metallica.

Y como no podía ser de otra manera, incluimos versiones de Bowie: Bebo Best lleva "Heroes" al terreno del easy listening contemporáneo y The Joy Formidable maquillan "Ashes to ashes".

Escucha Tu mejor In Versión en 2016 (bonus track):


Puedes completar tu curiosidad con las playlist de años anteriores:
Tu mejor In Versión en 2016 (2/2)
Tu mejor In Versión en 2016 (1/2)
Tu mejor In Versión en 2015 (2/2)
Tu mejor In Versión en 2015 (1/2)
Tu mejor In Versión en 2014

Lo que debo recordar de 2016 30 discos internacionales

31/12/16

01 Young Moon: "Colt".
Trevor Montgomery es un artesano. Y “Colt”, un disco agridulce que a más de uno le servirá de almohada para abrazarse este otoño. Su grave voz imantada ejerce un magnetismo irreversible en tu subconsciente. Ya estuvo antes junto a ti, podría ser la reencarnación de aquel cantante... o quizás sus canciones lucen el traje que visten los recuerdos.

02 Minor Victories: "Minor Victories".
Todo suena impecable en este disco. La voz de Goswell, las guitarras de Lockey y los paisajes de tormenta de Braithwaite. Cuatro canciones sobrepasan los seis minutos (espléndidas "Folk arp" y "The thief"), algo que no empaña sino que eleva este delicioso shoegaze de sabor cinematográfico, que alterna brisa fresca y vendaval sónico con un oficio y una contundencia que reclama continuidad.

03 Crescendo: "Unless".
Crescendo enchufan las guitarras y empiezan a desgranar piezas de poco de más de dos minutos con el shoegaze/dreampop en su punto de mira. Nada original, salvo que ellos lo tienen. Tienen ese halo, esa magia que hace que sus canciones funcionen como una apisonadora de ruido y melodía. Y no pocas. Prácticamente todo "Unless" es una biblioteca perfecta del género.

04 Cullen Omori: "New misery".
"Cinnamon", "Poison dart" y "Synthetic romance" son tres relámpagos formidables de un álbum que todavía avalan otras grandes canciones como "Hey girl", "Two kinds" y "Lom". A pesar de alguna canción que baja el alto nivel, la pulcritud y brillantez del ambicioso sonido de "New misery", título del disco de Cullen Omori, enamora a la primera. Un remolino de sensaciones de pop psicodélico y etéreo.  

05 Springtime Carnivore: "Midnight room".
Greta Morgan es una artista inquieta. Ocho discos en once años con The Hush Sound, con Gold Motel, con Katy Goodman y con Springtime Carnivore, banda que es ella misma y con la que ha publicado un disco bonito a rabiar, con unos nostálgicos teclados ochenteros y un sunshine pop pulido y preciosista que brilla de principio a fin sin bajones ni pifias. Disfrutando al sol de California.

06 Oscar: "Cut and paste".
Un disco entretenido, bonito, resplandeciente, casi intachable. "Feel it too" aturde en su sencilla perfección pop. "Only friend" es encantadora y evocadora. "Beautiful words" es otra de las perlas del disco, como "Daffodil days", de estribillo fulgurante. Y cuando saca el dolci a relucir, con "Gone forever", la conquista es definitiva. Una gozada para amantes del pop directo y transparente.

07 Acid Ghost: "Warhol".
Una absorción impecable de referencias variadas, con las guitarras y el dreampop-shoegaze como primordial esponja. En "Warhol", Acid Ghost se manejan de maravilla a velocidad intermedia ("Letters", "Right in my mind"), en el estribillo ensoñador ("Scribbles") y en el pop de tiralíneas ("Downtown SF", "Dilemma"). Rejuveneciendo como se puede. Porque nos gusta y porque nos divierte.

08 Broncho: "Double vanity".
Sacan disco Broncho y en mi mente salta el recuerdo de que no eran una banda de un solo hit. "Double vanity" es una tela de araña de aspereza y sensualidad, de un horizonte noise tan candente como grácil y sinuoso. No hay un "Class historian", ni falta que hace teniendo "Soak up the sun", "I know you", "Fantasy boys" y el resto de esa piscina de magma rock que es este álbum.

09 Brothers In Law: "Raise".
Estos transalpinos tienen mucha mano con las guitarras, los reverbs y los estribillos dreampop-shoegaze. Y por esas mismas razones "Raise", su segundo trabajo, vuelve a dejar boquiabierto al fan post-Mary Chain con su excelente manual de estilo ochentero, contagiando otra vez un sentimiento de identificación automática en este tan cortito álbum como jugoso. Hay guitarras en Italia.

10 The Goon Sax: "Up to anything".
Se palpa la influencia de The Go-Betweens y de otros ilustres como The Pastels, Galaxie 500 y algunos grupos británicos del primer indiepop nacido a finales de los ochenta. Es un disco para empaparse de bajos y voces, para dejarse llevar por una especie de cadencia indolente que va calando gracias a cierto encanto que podría pasar por amateur pero que sabe muy bien lo que se hace.

11 Motorama: "Dialogues".
¿Queríamos más de lo mismo, que tanto nos gustaba, de Motorama, o queríamos algo distinto de este grupo ruso con tantos adeptos en la sombra? Ajenos a lo que nadie quiera de ellos, se han sacado otro disco de valor incontestable, de los que entran por la puerta de servicio y se van ganando un lugar de privilegio en todas las estancias. Motorama no nos han fallado, una vez más.

12 Angel Olsen: "My woman".
Si hace un par de años fue Sharon Van Etten la que me dejó ojiplático y oidiparalizado, este año es Angel Olsen la que ha conseguido parar el tiempo cuando suenan "Pops", "Sister", "Woman" y "Never be mine", las principales canciones en donde la personalidad arrolladora de Olsen -y su elegante guitarra- estalla en una voz que atraviesa murallas y destroza las defensas. Magnífica.


13 Teenage Fanclub: "Here".
La primera escucha de "Here" (2016) es tibia, las siguientes crecen con autoridad. El caso es que suenan "The darkest part of the night", "Thin air", "Live in the moment" y "I'm in the love" y te guardas esa opinión recurrente de "¿para qué habrán vuelto con lo bien que estaban quietos con todo lo que ya habían hecho"? Enésimo buen disco de Teenage Fanclub.

14 Preoccupations: "Preoccupations".
La mejor forma de combatir la depresión post vacacional es con otra depresión emocional llena de preocupaciones y su cuadro de patologías: ansiedad, monotonía, fiebre. De las cenizas del grupo Viet Cong sale esta banda y este álbum que nos deja espectaculares pinceladas Echo & The Bunnymen como "Degraded", "Anxiety", "Monotony" o "Fever". Títulos reveladores, canciones supremas.

15 Eliot Sumner: "Information".
Un físico particular, una voz peculiar, un padre distinguido (Sting), un disco impetuoso ("Information") y unas canciones sugerentes, como "After dark", "Say anything you want", "I followed you home" y "Come Friday". Lo suyo es el pop, pero bien surtido de muchos elementos interesantes y heterogéneos, toques dark, electrónicos, épicos... Un disco impetuoso y vibrante.

16 Rogue Wave: "Delusions of Grand Fur".  
17 Mitski: "Puberty 2".
18 Hamilton Leithauser + Rostam: "I Had A Dream That You Were Mine".
19 DIIV: "Is the is are".
20 Mint Julep: "Broken devotion".
21 Lust For Youth: "Compassion".
22 Memoryhouse: "Soft hate".
23 Islands: "Taste".
24 The Crookes: "Lucky ones".  
25 DMA's: "Hills End".
26 The KVB: "Of desire".
27 The Growlers: "City Club".
28 Starflyer 59: "Slow".
29 Jaws: "Simplicity".
30 Primal Scream: "Chaosmosis".

-----------------------------------------------------------------

Lo que debo recordar de 2015: Line & Circle: "Split figure".
Lo que debo recordar de 2014: The War on Drugs: "Lost in the dream".
Lo que debo recordar de 2013: Brothers In Law: "Hard times for dreamers".
Lo que debo recordar de 2012: Beach House: "Bloom".
Lo que debo recordar de 2011: French Films: "Imaginary future".  
Lo que debo recordar de 2010: Motorama: "Alps".
Lo que debo recordar de 2009: Dead Man's Bones: "Dead Man's Bones".
Lo que debo recordar de 2008: The Rosebuds: "Life like"
Lo que debo recordar de 2007: The Raveonettes: "Lust lust lust".
Lo que debo recordar de 2006: The Radio Dept.: "Pet grief".

Lo que debo recordar de 2016 15 discos nacionales

29/12/16

01 Lost Tapes: "Let's get lost".
El título del disco encaja con la imagen y el sonido que transmiten Lost Tapes. Pop cristalino, melancólico, ensoñador. Música inspiradora. Radiante. De resplandor contagioso. Las canciones de Lost Tapes nos traen bonitos recuerdos de The Go-Betweens, New Order, C86, The Field Mice, Stone Roses, The Radio Dept., Slowdive, Sarah Records, The Smiths... Un placer y un privilegio.

02 The Good Company: "Walden year".
"Walden year" es un disco intenso, que viene precedido por la complejidad de realizar un trabajo conceptual tomando la literatura de H. David Thoreau y su libro "Walden". Es un álbum que contiene el esfuerzo y el trabajo sin perspectivas de lucro de la banda canaria, y esto se intuye por la libertad de composición y la pasión en la ejecución. "Walden year" abre caminos hacia rutas salvajes.

03 The New Raemon & McEnroe: "Lluvia y truenos".
Ramón Rodríguez y Ricardo Lezón, buenos compositores y buenos letristas, han unido sus potentes fuerzas de la melancolía en un disco en el que, efectivamente, la lluvia cala hasta los huesos en grandes canciones como "Malasombra", "Gracia", "Montañas", "Lluvia y truenos" y "Espantapájaros", en donde la tristeza fluye cómplice con un halo de belleza incuestionable.

04 Bigott: "My friends are dead".

Aunque Bigott se embarcara en uno de esos viajes a Marte que ya se están preparando, o se hiciera eremita dedicado a la oración para los restos, estaríamos ya muy contentos con toda la música que ya nos ha dejado. Pero aquí tenemos otra pequeña dosis de posología libre, las ocho canciones de "My friends are dead", que siguen sabiendo tan maravillosamente bien como siempre. En pedestal. 

05 Univers: "Límit constant".
Como ya sucediera con "La pedregrada" y sobre todo con su disco largo de debut "L'Estat natural", este cuarteto barcelonés vuelve a apabullar con sus guitarras en vendaval y su instinto certero para las melodías directas y brillantes. "Rocaprevera", "Barcelona JJOO", "Divisió de la Victòria" y "Mecànica moderna" te zarandean al galope con el estandarte del mejor noise-pop bien alto.

06 Odio París: "Cenizas y flores".
En este segundo disco se aprecia una mayor contundencia en el muro de sonido y guitarras que sustentan sus canciones, sobre todo en excelencias como "El último deshielo", "Cuando despierte tu cabeza" y "Voy a salir", magníficas muestras del potencial que atesoran Odio París, elevados herederos de Jesus & Mary Chain y parientes bien avenidos de Los Planetas y Pains of Being Pure at Heart.

07 Hola a todo el mundo "Away".
Hola A Todo El Mundo han pulido en "Away" aún más su sonido con una producción brillante al servicio de unas canciones de inspiración ochentera con unos teclados deliciosos y evocadores. La mitad del disco suena a hit potencial ("Bright as gold", "Future graves", "Flames", "Goodbye", "This thing again") y la otra mitad experimenta otras vertientes con gran acierto. Un buen paso adelante.

08 Triángulo de Amor Bizarro: "Salve discordia".
Triángulo de Amor Bizarro no han perdido ni un gramo de fuerza en "Salve discordia". Al contrario. Son como un temporal de agua y viento azotando la cara. Pero ahora además se permiten el lujo de envolver sus selváticas guitarras en un corazón pop -como en "Barca quemada" y "Baila Sumeria"-. Cada vez más referentes, más relevantes, en disco y en directo. Consagración total.

09 El Último Vecino: "Voces".
Poquísimos grupos pueden presumir de haber sacado dos primeros discos tan excepcionales como los de El Último Vecino. El más reciente de ellos, "Voces", con sus magníficos teclados y melodías, tiene la capacidad de transportarte de forma nítida y poderosa a los ochenta y devolverte al día de hoy despeinado y feliz canturreando "Tu casa es mi coraza", "En la selva" y las demás. Pure pop.

10 Tórtel: "Transparente".
Decenas de calificativos elevados circulan por ahí sobre la música de Tórtel: cristalina, sofisticada, elegante, exuberante, magnética, luminosa. Todas son ciertas, ninguna exagerada. Así es el pop de Tórtel, como el título de su disco, "Transparente". Así son "En defensa propia", "Respira", "La luz de siempre, "Nadie se parece a nosotros". Nadie se parece a Tórtel.

11 Linda Guilala: "Psiconáutica".
Aunque a veces no lo pareciera, Linda Guilala siempre han estado ahí. Y en 2016 por fin sacan la cabeza en disco largo con el ambicioso "Psiconáutica", veinte canciones (diez por debajo de los dos minutos, diez por encima), en donde nos recetan lo que estábamos esperando de ellos: psicodelia y shoegaze, protagonismo absoluto de guitarras, obsesión y emoción, desafío e intensidad.

12 Señalada: "El deshielo".
Hemos pasado de la curiosidad por escuchar lo que Pedro había compuesto y materializado en un disco, “El deshielo” (Hermanos Segundos, 2016), a la sorpresa y afiliación posterior. Pedro es, primero, persona grata; después batería de Gabriel y Vencerás, y ahora Señalada. Y aunque se empeñan en dar pistas sobre sus gustos musicales, Señalada no se parece a nada.


13 Viva Suecia: "La fuerza mayor".
"La fuerza mayor" destila esa fuerza interior que solo pueden tener los discos de debut. "Bien por ti" y "El día después de la trampa" son excepcionales tarjetas de presentación para Viva Suecia, que en el resto del disco -con las ya conocidas previamente "Palos y piedras" y "Los años" a la cabeza- demuestran sus credenciales y sus bazas para ser un indie-VIP español.

14 León Benavente: "2".
Tras un debut que dio el campanazo por su éxito y aceptación, en directo la elegancia de sus canciones perdió en pos de un sonido muy endurecido. "2" tiene la complicada misión de mantener la llama, y volvemos a encontrar a unos grandes León Benavente en "La ribera" y "La vida errando", y unas letras con pretensiones de eludir la indiferencia. Volverán a triunfar, en disco y en directo.

15 Espanto: "Fruta y verdura".
Espanto están en Austrohúngaro, y eso ya es una importante seña de identidad para conocer a un grupo. Sus referencias son ricas y variadas, como las frutas y verduras, y ahí están los ochenta de Alaska y Carlos Berlanga, están Hidrogenesse y Astrud... Y por supuesto están sus letras, de las mejores en la actualidad en castellano, como demuestran "Morirás" o "Insecto".

-----------------------------------------------------------------

Lo que debo recordar de 2015: Murciano Total: "Quereres y dejenes"
Lo que debo recordar de 2014: Univers: "L'estat natural"
Lo que debo recordar de 2013: El Último Vecino: "El Último Vecino"
Lo que debo recordar de 2012: La Bien Querida: "Ceremonia"
Lo que debo recordar de 2011: Bigott: : "The Orinal Soundtrack" 
Lo que debo recordar de 2010: Julio de la Rosa: "La herida universal"
Lo que debo recordar de 2009: McEnroe: "Tú nunca morirás".
Lo que debo recordar de 2008: Klaus & Kinski: "Tu hoguera está ardiendo"
Lo que debo recordar de 2007: Love Of Lesbian: "Cuentos chinos para niños del Japón".
Lo que debo recordar de 2006: CatPeople: "Reel #1".

Lo que no voy a recordar de 2016 Decepciones discográficas

27/12/16

1. Radiohead: "A moon shaped pool". Dale don dale que te pego. Desde "Ok computer" (hace casi veinte años) no me gusta un disco de Radiohead. Y por supuesto sigo pensando que están muuuuuy sobrevalorados.

2. M83: "Junk". A este disco no hay por donde cogerlo. Del derecho, del revés, dándole la vuelta hacia abajo, sacándole los bajos. Nada. Quién te ha visto y quién te ve, Anthony González.

3. The Dandy Warhols: "Distortland". Les tengo cariño por un buen recuerdo de un Festimad hace medio siglo, pero realmente ¿quién necesita y espera un nuevo disco de Dandy Warhols?

4. Animal Collective: "Painting with". No sé qué me pasa, pero no puedo con ellos. Sus canciones, una detrás de otra, se me hacen una masa indigerible en el estómago.

5.  Bloc Party: "Hymns". ¿Un grupo de "one record wonder"? Posiblemente. Pocos himnos en la vuelta de este grupo británico que deslumbró en el lejano 2005 con "Silent alarm".

6. Crocodiles: "Dreamless". Se agradece que hagan el esfuerzo de sacar casi disco por año, pero quizá deberían parar un poquito porque desde "Edless flowers" (2012) van cuesta abajo y sin frenos.

7. Jarvis Cocker: "Music from likely stories ep". Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo (pero me queda el recuerdo nítido de cuando sí).

8. Mogwai: "Atomic". Aunque es una banda sonora, después del ascenso continuado del grupo este es un paso atrás -o quizá solo un estancamiento parcial- en su evolución.

9. Benjamin Biolay: "Palermo Hollywood". Benjamin siempre ha puesto el listón muy alto, por eso este disco tan largo en minutaje y canciones solo puede pasar por ser una mera curiosidad en su trayectoria.

10. Magic Wands: "Jupiter". Tras un debut apasionante con aquel "Aloha moon" (2012), la vuelta de Magic Wands ha sido totalmente decepcionante, sin paliativos. x Matías Galli