Teenage Fanclub vs. Pernice Brothers

7/6/10

Ya ha llovido mucho desde “A Catholic Education” (1990), y Teenage Fanclub siguen en la brecha. Son como ese ciclista que lleva siempre el mismo ritmo en las carreteras de montaña, pedaleando sin acelerones pero sin perder el ritmo de cabeza. Sin salidas de tono, ni polémicas agrias. Un ganador discreto.

Ninguno de sus 10 álbumes, contando su nuevo “Shadows”(10) ha sido un mal disco. O han sido muy buenos, o menos buenos. Y lo curioso es que para sus seguidores, los “muy buenos” son discos distintos. El mío es “Grand Prix” (95) y después “Howdy!” (00), un álbum que no suele ser elegido entre sus mejores trabajos, pero que contiene canciones magníficas como churros. Conozco a quien le encandila “Bandwagonesque” (91) o “Thirteen” (93). Y lo mismo con las canciones y con sus infalibles directos.

En su nueva colección encontramos a los “Tinajas” de siempre, por supuesto, con canciones para su colección de grandes (“Shock and Awe”, “Sometimes I Don't Need To Believe In Anything”, “When I Still Have Thee”, “Into The City”) y otras, que aunque no sean tan brillantes, irán siempre indefectiblemente asociadas al sonido Teenage Fanclub, ése que nos acompañó a lo largo de toda nuestra existencia vinculada a la música.

El maillot de la regularidad es suyo, 20 años ya sin pasos en falso de estos magos de Glasgow.





The Pernice Brothers tienen cierta similitud con TFC, por su estilo musical repletico de fantásticas armonías y sobre todo por su certera fiabilidad cuando editan un disco. Y es por eso, por esa habitual fiabilidad que tiene Joe Pernice en todo lo que hace, me ha decepcionado un poco su nuevo “Goodbye, Killer” (2010). Porque acostumbrado al fantástico surtido de delicias pop que ha exhibido en sus discos “”The World Won’t End” (01), “Yours, Mine And Ours” (03), “Live A Little” (06) y sobre todo, por esa maravilla que es “Discover a Lovelier You” (05), su nuevo disco sencillamente ofrece menos brillo que de costumbre. Ojo, que no es que ofrezca poco, que ahí están sus habituales dianas al corazón como la inaugural “Bechamel”, “The Loving Kind", “Something For You” o “The Great Depression”, pero escuchando “Jacqueline Susann”, “Newport News” o “We Love The Stage” (quizá me despisten los toques country) me da la impresión que Joe ha perdido algo de fuelle, aunque claro, como digo, bajar del 9,5 como nota media es algo difícilmente reprochable.

Aún así, me alegro de que este hombre haya vuelto, y sobre todo de que este “Goodbye, Killer” esté teniendo buenas críticas, porque The Pernice Brothers se merecen un monumento que en su pie diga: “Los hermanos Pernice, unos de los mejores fabricantes de canciones del siglo XXI”. x Gabi Lombardo

3 comentarios:

bbto ha dicho...

un poquico relajadico el de los tinajas. las voces un poquico desganadicas esta vez.

yo soy

1.-thirteen
2.- grand prix

y por cierto por ser invitado a este concierto por cartel y por localización llevaba el burka 10 meses seguidos
http://www.teenagefanclub.com//?p=798

Gio ha dicho...

Siempre se ha dicho que TFC son algo lineales con sus discos, y este no es de sus mejores, me parece a mí

So Young ha dicho...

Sí, no pinta mal ese concierto bbto, aunque salgan a cantar ellos con burka estaría bien