Frases de patio de recreo Listas inservibles (29)

10/1/11

Así, de sopetón, me han venido a la cabeza algunas sentencias que utilizábamos en los recreos -sobre todo el mundo masculino, por utilizarse mayormente en aquellos partidos de fútbol de patio, espero no soliviantar a lectoras féminas- y que, si bien vistas desde la perspectiva actual rozan lo absurdo, en aquella época eran casi dogma. x Atreyu

1.- ‘MANO, PENALTI, PIDO’
Como en el Oeste, el más rápido en ver la infracción y recitar la secuencia de estas tres palabras, se hacía automáticamente con el derecho a ejecutar la pena máxima. Podían surgir eventualmente disputas, pero en la mayoría de casos quedaba bastante claro quién había sido el más atento.

2.- ‘NO VALE TRALLAZO’
Aunque fuéramos infantes, siempre existían los típicos chavales hiperdesarrollados, con alguna cabeza y varios kilos por encima de los demás, cuyos disparos a puerta atemorizaban al más pintado. De paso, y casi sin quererlo, abogábamos por un fútbol de toque, hecho que nos convierte sin duda en precursores de las maneras que han llevado a la selección española de balompié a lo más alto.

3.- ‘DOS CONTRA UNO, MIERDA PARA CADA UNO’
No, en aquel tiempo no entendíamos de ayudas en defensa como ahora, y eso que por supuesto había figuras. No, primaba un inocente sentido de la equidad y la justicia por el cual había que intentar robar la pelota de uno en uno, so pena de ser objeto del pareado citado.

4.- ‘DE PORTERÍA A PORTERÍA, CHURRERÍA’
Y ésta era la razón, y no otra, por la que se le anulaba el tanto al afortunado y atinado guardameta que tenía la suerte o la habilidad de conseguir acertar en la meta contraria con el patadón de su saque. Lo aceptábamos todos sin discutir, ignorantes de que las reglas oficiales de este deporte hubieran dado validez a la acción.

5.- ‘FAU’
Cuando alguien no cumplía con los movimientos ortodoxos al efectuar un saque de banda, una horda de voceras del equipo contrario se le echaba encima mentando a grito pelao a aquel supermercado local, que creo ya extinto. Supongo que lo habríamos oído en algún sitio y seguramente vendría del inglés ‘fault’, pero el caso es que no he vuelto a escuchar referirse al saque de banda defectuoso como aquel ¡fau!.


6.- ‘¡TÓCAMELA, CHÚPATELA…!’
Sin otras connotaciones, y de nuevo con la inocencia por bandera, utilizábamos expresiones más propias de otros lances para dar indicaciones a los compañeros.

7.- ‘ORO, PLATA……..MONTA Y CABE’
Había un curioso modo para dilucidar quién tenía el primer turno a la hora de elegir los componentes de las escuadras. Como si de un duelo se tratara, dos ‘capitanes’ iban avanzando uno enfrente del otro dando pasos de un pie exacto de medida, a las voces de oro, uno, y plata, el otro, hasta que estaban tan cerca que sólo podía caber un pie de manera transversal (‘monta, o sea pisa, y ‘cabe’, mete el pie en el hueco). El que ganaba, conseguía ‘la mano’ y se llevaba al Laionelmessi a la sazón. Era una manera de formar equipos que valía para muchos más juegos (polis y cacos, churrová….), y sinceramente desconozco si permanecerá vigente entre las nuevas generaciones.

8.- ‘PENALTI CONTRA GOL, GOL’
De nuevo llevando la contraria a las reglas oficiales, que dicen que no hay más ventaja que el penalti, nosotros, más sensatos, teníamos bastante claro que si había penalti pero la jugada culminaba en gol, era esto último lo que predominaba.

9.- ‘JUEGO CERRAO CON LLAVE Y CANDAO’
Extrapolable también a todos los demás juegos vigentes en la época, era la frase recurrente cuando no te daba la gana que entrara más gente al juego o no te caía bien el candidato o candidatos postulantes.

9 comentarios:

Guillermo ha dicho...

ley de la botella?

Anónimo ha dicho...

La ley de la botella no la recuerdo, quizá Guillermo sea algo más joven que el que escribió esta lista...

So Young ha dicho...

Gran ejercicio de memoria, Sr. Atreyu.
Había relegado la de "Juego cerrao con llave y candao 1,2,3" al semiolvido, lo mismo que el "Fau".
Todas las demás refrescan grandes e inolvidables momentos de recreo, con campos pequeños albergando tres o cuatro partidos a la vez de 14 críos cada uno.
Qué despreocupada, sencilla e irrepetible felicidad

Sergio H ha dicho...

Recuerdo entre otras cosas que jugábamos doscientos en el mismo campo de futbito, conocíamos perfectamente cuál era nuestro balón de seis que volaban al mismo tiempo entre nuestras cabezas y que cuando se colgaba gritábamos a la primera señora que pasaba ¡¡ LA BOLAAAAAA !! ¿NOS PUEDE PASAR LA BOLAAAAA !!

La foto impagable

So Young ha dicho...

Era tal cual lo cuentas Sergio, siempre sabíamos entre la muchedumbre quiénes eran nuestros compañeros y, por supuesto, el balón.

Como curiosidades de la foto, decir que se trata de la temporada 1977-78, selección de las clases C y D de 2º de E.G.B. del Colegio El Salvador de Zaragoza.
El más alto es Manolo Nieves, ex portero del Real Zaragoza, y el portero pequeño es el ahora actor Armando del Río.

Atreyu ha dicho...

La 'ley de la botella', efectivamente, no estaba en vigor en la época a la que me retrotraigo para rescatar estas frases de patio (o al menos no en las 'jurisdicciones'que frecuenté).
Lo cual no quiere decir que no sintamos curiosidad por conocer su contenido, así que por favor, Guillermo, ilustra a legos como el abajofirmante.

Anónimo ha dicho...

Ley de la botella: el que la tira va a por ella

charlie furilo ha dicho...

Y no olvideis la mítica (a la par que denostada) figura del "chupapostes", también conocido como "delantero güevero"

Yul ha dicho...

Es verdad, el chupapostes, análogo baloncestístico del palomero, pero con mucha peor fama...