The Raveonettes: oscuridad y lujuria

10/12/07

Todo en ellos apunta a la singularidad, desde su propio nombre (en referencia directa a Buddy Holly) a su personal look. Son sólo dos, sus nombres no son precisamente habituales, Sharin Foo y Sune Rose Wagner, y viven en lugares distintos. Tampoco el hecho de ser daneses les salva de ese halo de curiosidad y misterio que les acompaña. Acaban de sacar nuevo disco, “Lust Lust Lust” (saliendo de la multinacional Sony para grabar con la independiente Fierce Panda), un ejercicio de estilo en el que mezclan el sonido sucísimo de su primer álbum “Chain Gang Of Love” con las melodías rutilantes de su continuación “Pretty In Black”. Un muro de sonido con pintadas de romanticismo juvenil.

Su marca de la casa no tiene parangón en la actualidad: un sonido exclusivo y personalísimo que mezcla inocencia sesentera con una orgía de guitarras enmarañadas, una batidora rock con ingredientes extraños que consigue un resultado final excitante y de cautivadora adicción. The Jesus & Mary Chain teletransportados a 1959. Una locura. “Dead Sound” es un huracán de puro raveonettismo, aunque la perfección de su sonido quizá se alcance en “Blush”, “Hallucinations”, “Sad Transmission” o “Black Satin”, auténticas máquinas musicales de fascinación sensorial.

Apasionado, sexy, decadente y ruidoso. Y con un toque de dulzura también”. Así autodefine la bajista Sharin Foo la música de su grupo. Los Raveonettes son pura lujuria musical, una ensoñadora e interminable fiesta de cadillacs conducidos por espíritus adolescentes despeinados, vestidos de negro y gafas de sol... x Fernando SoYoung



3 comentarios:

PETER NORTH ha dicho...

No sé si es un error o un montaje pero la de la foto del principio es Traci Lords, no la de los Raveonettes.

Rouco Sifredo ha dicho...

Hombre, hay que reconocer que relativo parecido razonable hay, pero no es Traci Lords

Antoniojoséalés ha dicho...

No sólo le doy la razón al segnorth sino que creo que el partner diría que es un híbrido entre Robert Smith y Per Hessle