A los que leen. Capítulo VI

10/5/08

"Sin hablar con nadie" (Ángela Labordeta)

"Sin embargo fui cobarde, permanecí en silencio, sin hablar con nadie". El mutismo sobre lo que pasó una extraña noche, un manojo de minutos que trastocaron la vida y el entorno de Matilde por culpa de un amor confuso y una ausencia de reacción. Palabras bajo llave, otra llave más añadida a las cuatro que abren el nuevo libro de Ángela Labordeta, dedicado a sus amigas, pues la amistad es el único valor que sobrevive cuando se suelta el molesto lastre de sentimientos arrastrados a lo largo de toda una década.

En un pueblo próximo a Illueca, cuatro jóvenes (Matilde, Catalina, Ismael y Juan), se jugarán el futuro con una baraja de cuatro palos muy delicados (amistad, amor, traición, abandono). ¿Qué encajará con quién?, o viceversa. En Zaragoza, años después, Matilde ha de elegir dos de cuatro llaves en la broma póstuma que su exmarido le ha preparado.

Aquí y allí, cuatro mujeres adultas acompañan a Matilde en distintos momentos con sus particulares halos maternales: la madre huida, la odiada madrastra, la atenta criada, la tía consejera. Mujeres con los destinos revueltos por mano y mando de los hombres, otra de las constantes de esta narración. Solterona, viuda, novia, madre soltera, hija humillada,…la mujer definida por su tipo de relación con el hombre.

"Sin hablar con nadie" es un drama de secretos silenciados, de un ir y venir en el tiempo de personajes apenas esbozados y completamente creíbles, de parcas palabras y bruscas decisiones, con opciones incómodas de asumir y que van dejando rastros que otros habrán de encarar muchos años después.

Los posos del pasado, del silencio, del dolor, del error de haberse dejado guiar una noche por la estrella equivocada, comienzan a dispersarse cuando la vieja amistad renace y, por fin, una pequeña llave logra encajar en su sitio. Y quizás Matilde también.
x Asun No

0 comentarios: