Javier Corcobado Papá o Mamá (44)

7/3/09



Buscamos en nuestro cuestionario unas respuestas casi automáticas, a bote pronto, sin meditación. Nuestra introducción debe ser igual de sincera. Cuando nombramos la música de Corcobado, no recordamos la primera época junto a Mar Otra Vez o Demonios Tus Ojos, su época de vinilo. Recordamos canciones para otras bandas como “Paquito” de Enemigos, discos a medias con Manta Ray, sus “Boleros enfermos de amor” junto a Cría Cuervos, sus versiones de “Parole” y de “Poupée de cire, poupée de son”. Somos seguidores de su etapa digital. Seguimos sus pasos de cerca desde su “Arco iris de lágrimas” junto a Chatarreros de Sangre y Cielo, y nos encontramos en disposición de decir a sordas y a lo loco, sin escuchar ni un sólo acorde ni susurro de “A nadie”: que el disco ya merece la pena. Las vísceras no necesitan argumentos.

1. Piedra, papel o tijera.
Navaja.

2. Apuntarme a un gimnasio, aprender inglés o limpiar los armarios de la cocina.
Desaprender inglés.

3. Pilates, psicoanálisis o vermú.
Dry martini.

4. Bingo, cartas o Playstation.
Ruleta rusa.

5. Morir de amor, vivir de la fama o padecer en el anonimato.
Vivir de amor.

6. Esteso y Pajares, Faemino y Cansado o Jack Lemmon y Walter Matthau.
Walter Matthau y Jack Lemmon.

7. En el epitafio qué te gustaría más: una frase de argot futbolístico, un refrán o una estrofa célebre.
Resucitó y se fue de aquí.

8. Los políticos españoles: están por llegar, se confunden con los especuladores económicos o trafican con las ilusiones de sus votantes.
La política es la ausencia de poesía en cualquier lugar.

9. Hacemos música para: visitar otras ciudades con hotel y cena pagada, para mostrar nuestro interior o para mantener una manicura impecable sin callo.
Para exprimir los corazones.

10. Si llego a viejo y me jubilo elijo: una limpieza de sangre, un alzheimer selectivo o completar todas las colecciones que tengo con fascículo 1 y 2 de regalo.
Ya fui viejo, tengo toda la juventud por delante.
x Javier Corcobado

1 comentario

Anónimo ha dicho...

En una respuesta de dos palabras Corcobado puede armar un universo de intenciones.
Enhorabuena al preguntador, y al artista por seguir en la brecha